The thumbs up Like logo is shown on a sign at Facebook headquarters in Menlo Park, Calif., Tuesday, April 14, 2020. Facebook…
Una señal de aprobación es mostrada frente a la sede de Facebook, en Menlo Park, California.

La muy anticipada junta independiente de supervisión de Facebook, un grupo que tendrá la autoridad para vetar a la dirección de la compañía en temas de moderación del contenido de la plataforma, planifica arrancar en octubre, justo a tiempo para las elecciones presidenciales de noviembre.

La junta fue creada por Facebook luego que la plataforma fuera criticada por su manejo de contenido controvertido y, más recientemente, por su decisión de no tomar ninguna acción en relación a publicaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que contenían desinformación sobre la votación por correo y lenguaje agresivo hacia las protestas del movimiento Black Lives Matter que estallaron este verano.

Otras plataformas que controlan el contenido generado por los usuarios, como Twitter, han tomado medidas para combatir la desinformación en línea, incluyendo agregarle etiquetas de advertencia de información dudosa a las publicaciones que lo ameriten.

Facebook aún no han anunciado si la junta escuchará casos relacionados con las elecciones. Representantes de la empresa dicen que la junta no deliberó sobre casos relacionados a las publicaciones de Trump en sus audiencias preliminares.

Revisando publicaciones censuradas

Miembros de la junta de supervisión revisarán apelaciones, pero sólo de publicaciones que Facebook haya decidido retirar, en lugar de tomar en consideración contenido que la empresa haya dejado publicarse. Asimismo, sólo lidiará con publicaciones individuales que caen en el campo en el que Facebook puede ejercer control editorial.

A 3D-printed Facebook logo is seen placed on a keyboard in this illustration
Facebook refuerza su lucha contra la desinformación electoral en EE.UU.
A partir del jueves, los usuarios de Facebook en Estados Unidos que realicen publicaciones sobre las elecciones podrían empezar a ver en sus mensajes etiquetas que dirigen a los lectores a información fidedigna sobre las próximas presidenciales.

La junta ha sido duramente criticada por empezar por revisar apelaciones sobre publicaciones que fueron retiradas, lo que según expertos tendrá poco impacto en afrontar problemas como desinformación y discursos de odio que abundan en la plataforma. Los críticos añaden que la muy esperada junta no se ha movido suficientemente rápido para controlar estos temas antes de las elecciones.

Priorizando casos

Según la página web de la junta, el criterio para la priorización de casos no ha sido definido y está bajo discusión por la junta de 20 miembros. Mientras decenas de miles de casos podrían ser presentados a la junta, directivos dicen que la sesión solo revisará unos pocos casos cada año, muy probablemente decenas o cientos.

La junta incluye abogados, académicos, periodistas y expertos en políticas de todo el mundo, que colectivamente hablan 27 idiomas distintos y han vivido en 29 países diferentes.

La preparación para el lanzamiento de la junta ha incluido educar a los miembros de ésta sobre los estándares comunitarios de Facebook, leyes internacionales de derechos humanos y también recibir entrenamiento técnico en el manejo de casos que le permitirá a los miembros evaluar las apelaciones.