En Irak y Ecuador, las protestas públicas han provocado el cierre de los servicios de internet y redes sociales en los últimos días, todo a instancias de los funcionarios del gobierno.
En Irak y Ecuador, las protestas públicas han provocado el cierre de los servicios de internet y redes sociales en los últimos días, todo a instancias de los funcionarios del gobierno.

Después de las manifestaciones contra la corrupción, el desempleo y los servicios públicos deficientes que surgieron en Iraq a partir del 2 de octubre, múltiples fuentes y expertos técnicos informaron interrupciones generalizadas de los principales servicios de internet y redes sociales.

El 10 de octubre, la evidencia técnica reunida por NetBlocks y confirmada por fuentes locales, indicó que Internet cerró al toque de queda, dejando a los residentes incapaces de conectarse durante las horas nocturnas. Junto a las protestas callejeras, los iraquíes también hablaron en contra de los cierres de internet.

Los activistas de SMEX y la Red Iraquí de Redes Sociales han lanzado una petición Change.org instando al gobierno a "respetar los derechos de los ciudadanos y usuarios de Internet mediante la restauración de Internet en Irak y abstenerse de cerrar Internet en Kurdistán", y señalando que cerrar Internet "inhibe la libre expresión y permite que las fuerzas gubernamentales cometan violaciones de derechos humanos sin evidencia o grabaciones en su contra".

Un abogado local está presentando un caso contra el Ministerio de Telecomunicaciones, argumentando que el cierre de Internet viola la constitución de Iraq.

Mientras tanto, en Ecuador, las manifestaciones callejeras contra las medidas de austeridad han aumentado a confrontaciones abiertas y violentas entre manifestantes y policías, lo que ha llevó a las autoridades a imponer un "estado de excepción".

Desde el 3 de octubre, periodistas y activistas han informado sobre varios incidentes de censura y perturbación en Internet que aparece estar asociado con las protestas.

Los servicios que incluyen WhatsApp y Tweetdeck han experimentado una desaceleración dramática, y los investigadores técnicos han mostrado evidencia de que los servidores de imágenes y contenido (CDN) para Facebook y WhatsApp fueron interrumpidos temporalmente en la red de telecomunicaciones estatal de Ecuador, Corporación Nacional de Telecomunicaciones, el 7 de octubre.

Los activistas de Usuarios Digitales, un grupo de defensa local, también tuitearon informes de que un activista que intentaba transmitir en vivo las protestas en Facebook tenía su cuenta suspendida.

Apagones de redes sociales reportados en el sur de Turquía.

Los ataques militares turcos contra las fuerzas kurdas cerca de la frontera entre Turquía y Siria provocaron que decenas de miles de personas huyeran del área, luego de la controvertida decisión del presidente estadounidense Donald Trump de retirar las tropas estadounidenses del norte de Siria, donde durante mucho tiempo se han aliado con las fuerzas kurdas.

El conflicto ha coincidido con informes de redes sociales y bloqueos de Internet en la región, que comenzaron a circular en Twitter el 9 de octubre.

Para el 11 de octubre, las pruebas técnicas de NetBlocks habían confirmado que los principales servicios de redes sociales como Facebook, Instagram, WhatsApp y Twitter estaban siendo bloqueados en Turk Telecom, el proveedor de servicios líder del país.

Venezuela también limitado

Las empresas tecnológicas están cortando a los venezolanos el acceso a las tecnologías gracias a una orden ejecutiva del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuesta desde el pasado 7 de octubre, de los programas de Adobe.

Los usuarios recibieron un correo electrónico alertándoles de que se les prohibirá acceder a los servicios de Adobe después del 28 de octubre.

El correo electrónico y un aviso asociado en el sitio en español de Adobe explicaron que el corte es el resultado de una orden ejecutiva emitida por la administración Trump en agosto de 2019.

Desde entonces, el servicio de transferencia de dinero basado en la web Transferwise ha seguido su ejemplo, también citando la orden.

La Orden Ejecutiva 13884 dicta que "todos los bienes e intereses en bienes del Gobierno de Venezuela que se encuentran en Estados Unidos ... [deben] ser bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados o tratados de otra manera".

En cuanto a la propiedad e intereses del gobierno venezolano, no está claro si esto se aplica o no a las empresas de tecnología que ofrecen sus servicios al público en general.