La compañía también podría enfrentar más problemas en la cadena de suministro, ya que países como Malasia y Vietnam imponen nuevas restricciones para combatir el coronavirus.
La compañía también podría enfrentar más problemas en la cadena de suministro, ya que países como Malasia y Vietnam imponen nuevas restricciones para combatir el coronavirus.

A medida que China reabre su economía después de meses de bloqueo, las fábricas de iPhone de Apple Inc están en gran parte en funcionamiento.

Pero con la pandemia de coronavirus que se extiende por todo el mundo, la pregunta urgente para la compañía es cuántos compradores habrá tanto para los modelos actuales como para la nueva lista de teléfonos que se esperan en el otoño.

Un alto funcionario de uno de los principales ensambladores de contratos de Apple dijo que las órdenes de la empresa para el trimestre que finaliza en marzo probablemente caerán un 18% en comparación con el año anterior. La aceleración de la producción de nuevos teléfonos que funcionan con las redes 5G de próxima generación se ha pospuesto, dijo esta persona, aunque todavía es posible que los teléfonos 5G puedan lanzarse según lo programado para el otoño.

"Ya nadie habla de escasez de mano de obra o material (en China). Ahora todo el mundo está analizando si la demanda de Estados Unidos y Europa podría mantenerse", dijo la persona, que tiene conocimiento directo del asunto. "El foco ahora es la demanda de los consumidores en Estados Unidos y Europa".

Tres banderas de la UE ondean frente a la sede de la  Comisión Europea, en Bruselas, el pasado 19 de febrero de 2020.
UE blindará empresas estratégicas ante intereses hostiles en medio de pandemia
La medida surgiría después de que salieran a la luz informaciones que apuntaban que EE.UU. intentó hacerse con una empresa farmacéutica alemana con el propósito asegurarse el monopolio de una posible cura para el coronavirus.

Según una persona familiarizada con el tema, uno de los principales proveedores de pantallas de Apple se está preparando para un nivel similar de contracción. La compañía había anticipado el envío de 70 millones de pantallas de iPhone este año, pero ahora está considerando reducir ese objetivo en más del 17% a 58 millones de unidades.

La compañía también planea reducir la fuerza laboral en sus líneas de producción designadas por Apple en su fábrica de Vietnam, donde se montan las pantallas antes de dirigirse a China para ser puestas en los teléfonos, dijo esta persona.

Apple se negó a comentar para esta historia.

A principios de este mes, la compañía cerró tiendas minoristas en todo el mundo incluso cuando comenzó a reabrir tiendas en China. Con gran parte de Europa y Estados Unidos en el cierre y el desempleo en aumento a nivel mundial, hay poca claridad sobre cuándo podría volver la demanda.

La compañía también podría enfrentar más problemas en la cadena de suministro, ya que países como Malasia y Vietnam imponen nuevas restricciones para combatir el coronavirus.

"Las cosas están cambiando día a día debido a las interrupciones de la cadena de suministro, por lo que es difícil formular comentarios significativos en este momento sobre la oferta y la demanda", dijo un funcionario de un proveedor en Malasia.

Perspectivas de la demanda 

En febrero, Apple retiró su pronóstico de ventas para el trimestre finalizado en marzo sin dar uno nuevo. Las acciones han caído más del 15% desde el comienzo del año.

"Nuestro escenario base supone un shock para la demanda del trimestre de junio con resultados que mejoran constantemente" en la segunda mitad del año en lugar de una recuperación "en forma de V", escribió el analista de Canaccord Genuity Michael Walkley en una nota a los inversores el 18 de marzo.

El analista de tecnología con sede en Taipei, Arthur Liao, de Fubon Research, redujo las previsiones de envío de iPhone para el primer trimestre de este año a 35 millones de unidades, un 17% menos que las 41 millones de unidades del año anterior. La empresa redujo el pronóstico total de envíos de iPhone para 2020 a 198 millones, por debajo de un pronóstico anterior de 204 millones.

En Estados Unidos, al menos, los consumidores parecen inseguros de si reanudarán el gasto. En una encuesta realizada por Civis Analytics a más de 2.600 adultos de EE. UU. del 18 al 20 de marzo, más de la mitad de los encuestados dijeron que planeaban gastar aproximadamente lo mismo en electrónica de consumo que antes del brote del virus si la situación se contiene en las próximas semanas.

El logo de Microsoft se muestra antes del Mobile World Congress en Barcelona, España, el 24 de febrero de 2019.
Microsoft deja participación en AnyVision
Microsoft Corp dijo el viernes que cedió su participación en la empresa israelí de reconocimiento facial AnyVision y que actualizará sus políticas para no realizar nuevas inversiones con compañías que vendan dicha tecnología.

Pero si la situación empeorara, los encuestados se dividieron en partes iguales, con aproximadamente un tercio de cada uno diciendo que gastarían menos, lo mismo o más en electrónica de consumo cuando las condiciones volvieran a la normalidad.

Tal ambigüedad ha dificultado que los proveedores de Apple evalúen cómo se desarrollará 2020.

Un fabricante de un sensor para el iPhone dijo que la compañía continúa produciendo y enviando piezas para dispositivos Apple y que el primer trimestre de este año, que terminó en marzo, fue mejor que el año pasado, y que el segundo trimestre probablemente sea un volumen mayor que el año anterior.

"Nos dieron un pronóstico para este trimestre antes de la pandemia, hace aproximadamente un mes", dijo una persona familiarizada con la situación en el proveedor de sensores la semana pasada. "Y ahora seguimos produciendo según el pronóstico que se nos dio".