Estados Unidos hizo un llamamiento a los estados miembros de la UE para que excluyan a los proveedores de alto riesgo de las partes críticas y sensibles de sus redes 5G, que incluye la Red de acceso de radio.
Estados Unidos hizo un llamamiento a los estados miembros de la UE para que excluyan a los proveedores de alto riesgo de las partes críticas y sensibles de sus redes 5G, que incluye la Red de acceso de radio.

El Departamento de Estado de Estados Unidos comunicó este jueves que “acoge con beneplácito” la iniciativa de la Unión Europea sobre algunas medidas recomendadas para mitigar los riesgos de seguridad en las redes 5G.

El 29 de enero, el Grupo de Cooperación de Seguridad de la Información de la Red de la UE lanzó una caja de herramientas de medidas recomendadas que busca reducir estos riesgos de seguridad.

Se trata de una iniciativa de los Estados miembros, la Comisión y la Agencia de Ciberseguridad de la UE.

Toolbox, como se le conoce a la herramienta de análisis, sugirió que “los proveedores con perfiles de alto riesgo (por ejemplo, empresas con sede en terceros países que carecen de controles y equilibrios democráticos) deben enfrentar restricciones adicionales”.

La entidad hizo un llamamiento a los estados miembros de la UE para que excluyan a los proveedores de alto riesgo de las partes críticas y sensibles de sus redes 5G, que incluye la Red de acceso de radio.

“Las redes 5G tocarán todos los aspectos de nuestras vidas, incluidas las redes eléctricas, los vehículos autónomos, la fabricación inteligente, los tratamientos médicos y los datos personales”, explica el comunicado del Departamento de Estado.

Por tanto, como la conexión 5G admitirá algunas aplicaciones vitales, “Estados Unidos no evalúa si es posible atemperar adecuadamente el riesgo, limitando el papel de un proveedor no confiable a solo ciertas partes de la red”.

El gobierno de Estados Unidos señala que “Todas las partes de las futuras redes 5G deben considerarse infraestructura crítica y cada país debe tener medidas establecidas para proteger la seguridad y la privacidad de los ciudadanos que confían en estas redes”.

En un litigio que ha tomado tintes de guerra económica EE.UU. asegura que “ha tomado medidas para asegurar sus propias redes 5G al prohibir proveedores no confiables, como Huawei y ZTE, que están sujetos a la dirección del Partido Comunista Chino”.

Los gobiernos y entidades occidentales siguen sospechando que las redes inalámbricas 5G de la compañía china Huawei son interceptadas por Beijing.
Estados Unidos y Gran Bretaña chocan sobre Huawei
Estados Unidos y Gran Bretaña chocan sobre Huawei

El despacho de prensa del Departamento de Estado asevera que sus acciones están en línea con la evaluación de la UE porque “los proveedores de 5G con sede en países sin controles y equilibrios democráticos pueden presentar un riesgo de seguridad inaceptable”.

“Hacemos un llamado a nuestros aliados y socios europeos para que implementen las recomendaciones de la UE mediante la adopción de medidas de seguridad fuertes y basadas en el riesgo que excluyan a los proveedores de alto riesgo de todas las partes de sus redes 5G”, indica el Departamento de Estado.