"Es que es una iniciativa del Ejército de Liberación Popular que utiliza ingeniería inversa de la tecnología occidental", dijo en Bruselas la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU.
"Es que es una iniciativa del Ejército de Liberación Popular que utiliza ingeniería inversa de la tecnología occidental", dijo en Bruselas la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijo el lunes en la sede de la OTAN que ningún país miembro debería permitir que el gigante tecnológico chino Huawei entre en sus redes celulares de nueva generación.

Pelosi, quien visitó el lunes la sede de la organización en Bruselas, dijo que la invasión de la privacidad que resultaría de la integración de Huawei en las redes de comunicación 5G de Europa sería "como tener a la policía estatal, la policía estatal china, directamente en su bolsillo".

La congresista insistió en que dicha tecnología es demasiado sensible para poner en manos de los intereses chinos, a pesar de que pueden ofrecer dicha tecnología más barata, gracias al hecho de que la compañía usa conocimientos prácticos occidentales para construir sus sistemas.

"Si bien algunas personas dicen que es más barato usar Huawei, bueno, sí; es que es una iniciativa del Ejército de Liberación Popular que utiliza ingeniería inversa de la tecnología occidental", dijo la legisladora demócrata de alto rango a periodistas en Bruselas.

"Entonces, por supuesto, será más barata ponerla en el mercado. Y si es más barata, obtienen la cuota de mercado y luego (China) trae su autocracia de falta de privacidad ", añadió.

La administración del presidente de los EE.UU., Donald Trump, también ha planteado preocupaciones de seguridad nacional sobre Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, y está presionando agresivamente a los aliados occidentales para que excluyan a la compañía de sus redes inalámbricas de alta velocidad.

Funcionarios de la administración Trump, incluidos los algunos miembros de su gabinete, dicen que Huawei puede darle al gobierno chino acceso a datos de manera oculta, acusaciones que la compañía rechaza.

Estados Unidos ha estado tratando de que las naciones europeas prohíban los equipos de las redes celulares de próxima generación, pero los países evitan hacerlo por completo.

Gran Bretaña anunció el mes pasado que permitiría a Huawei participar en ciertas áreas no sensibles de sus redes.

Pelosi advirtió a los aliados de que no deben ceder ante la presión china para aceptar a Huawei. "No se puede vender la privacidad de las personas de su país", dijo Pelosi