El logotipo de Apple se ve en un Macbook en esta ilustración.
El logotipo de Apple se ve en un Macbook en esta ilustración.

Apple anunció el martes que divulgaría datos que podrían ayudar a informar a las autoridades de salud pública si las personas conducen menos durante las órdenes de cierre para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Los datos se recopilan contando las solicitudes de enrutamiento de números de Apple Maps, que está instalado en todos los iPhones, y comparándolo con el uso anterior para detectar cambios en el volumen de personas que conducen, caminan o toman el transporte público en todo el mundo, detalló Apple.

La información se actualiza diariamente y se compara con una fecha a mediados de enero, antes de que la mayoría de las medidas de bloqueo de EE.UU. estuvieran vigentes, dijo Apple. Más del 90% de los estadounidenses están bajo órdenes de quedarse en casa y hay cierres en curso en varios países.

Los datos se agregarían para que no se mostraran las solicitudes de los usuarios individuales, y no rastrearía a los usuarios individuales o sus ubicaciones, explicó la compañía.

Asociación

Apple, dio a conocer recientemente su asociación con Alphabet, la matriz de Google, ambas enpresas trabajarán juntas para crear tecnología de rastreo de contactos que tenga como objetivo frenar la propagación del coronavirus, permitiendo a los usuarios optar por un sistema que clasifique a otros móviles que han estado cerca.

Las dos compañías de Silicon Valley fabrican los sistemas operativos de teléfonos inteligentes dominantes del mundo para iPhones y dispositivos Android.

Trabajarán juntas en una tecnología que permitirá a los dispositivos móviles intercambiar información a través de conexiones Bluetooth para alertar a las personas cuando hayan estado cerca de alguien que dio positivo por COVID-19, la enfermedad respiratoria a veces mortal asociada con el nuevo coronavirus.

La tecnología estará disponible por primera vez a mediados de mayo como herramientas de software para aplicaciones de rastreo de contactos aprobadas por las autoridades de salud pública.

Apple y Google también planean desarrollar la tecnología de seguimiento directamente en sus sistemas operativos de base en los próximos meses para que los usuarios no tengan que descargar ninguna aplicación a fin de empezar a registrar teléfonos cercanos.

Las compañías dijeron que la tecnología no rastreará la ubicación o identidad de los usuarios, sino que solo capturará datos sobre cuándo los teléfonos de los usuarios han estado cerca unos de otros, y que esos datos se visualizarán en los móviles en lugar de en los servidores de las empresas.

Los datos de mapeo de GPS no son parte de este proyecto, afirmaron.