This handout image provided by the World Health Organization (WHO) on May 18, 2020, shows World Health Organization Director…
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, durante la apertura de la reunión de la Asamblea Mundial de la Salud.

GINEBRA, SUIZA - Estados Unidos votó a favor de una resolución de la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) para proveer acceso económico y universal a las vacunas y tratamientos médicos contra el COVID-19, pero con reservas.

La resolución, promovida por los europeos, llama a tener flexibilidad en los aspectos comerciales de los derechos de propiedad intelectual. Dichos aspectos comerciales rigen muchos acuerdos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estas flexibilidades permiten a los países importar y producir legalmente versiones genéricas de bajo costo de las vacunas y medicamentos contra el coronavirus.

Estados Unidos expresó su inconformidad durante la elaboración del borrador de la resolución. Argumentó que quitarle a las compañías farmacéuticas sus derechos de patente reduciría sus ganancias y les quitarían el incentivo para desarrollar nuevos productos.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, y otros oficiales asistieron a la reunión anual de la Asamblea Mundial de la Salud, realizada en Ginebra.

En una declaración tras la votación, Estados Unidos dijo que la resolución presentaba un desbalance y un enfoque incompleto al tema del acceso a los medicamentos. Y esto, dijo, podría evitar una aceleración en la investigación, Desarrollo y distribución de productos relacionados al coronavirus.

La resolución pide una evaluación completa e independiente de la respuesta internacional al desempeño de la OMS en su lucha contra el virus. Su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que él iniciará tal evaluación en el más próximo e indicado momento.

“Le damos la bienvenida a cualquier iniciativa para fortalecer la seguridad de la salud mundial, para fortalecer a la OMS y para estar más seguros”, dijo Tedros. “Como siempre, la OMS continúa comprometida con la transparencia, la responsabilidad y las mejoras contínuas”.

Tedros ha sido fuertemente criticado por el presidente Donald Trump, que lo ha acusado de servir los intereses de China. Antes de la clausura del martes, Trump envió a Tedros una carta amenazando con la suspensión indefinida de los aportes a la OMS, si dentro de un plazo de 30 días no se aprobaban reformas significativas.

Tedros reconoció la importancia de evaluar las experiencias ganadas y las lecciones aprendidas durante las operaciones de preparación y respuesta a la pandemia.

Pero actualmente, dice que el enfoque de la OMS debe estar en luchar contra la pandemia con cada herramienta a su alcance para salvar vidas.

La organización benéfica internacional, Oxam, está de acuerdo. En una indirecta a la administración Trump, dijo que pedir reformas sustanciales a la OMS en este momento, en que la agencia debe enfocarse en luchar contra la pandemia, es una receta para el desastre.

Los países europeos por su parte dejaron claro su respaldo a la OMS.

“Este es momento para la solidaridad", dijo la portavoz de la Comisión Europea, Virginie Battu-Henriksson. “No es momento de señalamientos o para socavar la cooperación multilateral".

El jefe de la diplomacia europea por su parte se distanció de la postura de la administración Trump.

“La resolución aprobada subraya la importancia de responder a esta crisis mediante la solidaridad y la cooperación mutilateral bajo la sombrilla de Naciones Unidas. Aplaudimos a la OMS por su rol de liderazgo en guiar la respuesta a esta crisis".