Health workers help a man who lies on the floor, amid the outbreak of the coronavirus disease (COVID-19), at the emergency…
Trabajadores de salud en La Paz, Bolivia, ayudan a un hombre que yace en la calle en medio del brote del nuevo coronavirus, el 23 de julio de 2020.

GINEBRA - - La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que los gobernantes de los países que tomen medidas duras y convenzan a sus ciudadanos de que adopten medidas novedosas y eficaces para controlar la propagación del coronavirus tendrán éxito en acabar con esta enfermedad mortal.

La evaluación se produce cuando las autoridades de salud se preparan para otro hito sombrío esta semana, cuando se anticipa que el número de casos mundiales de COVID-19 alcance los 20 millones, incluidas 750.000 muertes.  Pero, a pesar de las noticias aleccionadoras, el director general de la OMS ve lo que él llama brotes verdes de esperanza.

Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo este lunes que varios países en diferentes regiones del mundo pudieron suprimir el virus desde el principio.

“Nueva Zelanda es considerada un ejemplo mundial. Y, durante el fin de semana, la primera ministra Jacinda Ardern celebró 100 días sin transmisión comunitaria, al tiempo que enfatizó la necesidad de ser cautelosos. El progreso de Ruanda se debe a una combinación similar de liderazgo fuerte, cobertura sanitaria universal, trabajadores sanitarios bien apoyados y comunicaciones claras de salud pública”, afirmó el jefe de la OMS.

Tedros aseguró que los países que han invertido en la identificación rápida de casos, el rastreo integral de contactos y la atención clínica adecuada para los pacientes han logrado romper las cadenas de transmisión. Agregó que aquellos que han eliminado el virus de manera efectiva pueden abrir sus sociedades de manera segura.   

(FILES) In this file photo two men wear masks as they walk in the streets of downtown Port-au-Prince on March 26, 2020. - When…
Canciller: Una respuesta temprana salvó a Haití de más contagios y muertes por coronavirus
La llegada de la pandemia hizo sonar todas las alarmas en Haití debido a su frágil sistema de salud. El gobierno impuso estrictas medidas de prevención que le dieron buenos resultados. Ahora debe enfrentar las repercusiones económicas siendo el país más pobre del hemisferio.

“Inviertan en los aspectos básicos de salud pública y podremos salvar vidas y medios de subsistencia. En los países que lo han hecho con éxito, están utilizando un enfoque basado en el riesgo para reabrir segmentos de la sociedad, incluidas las escuelas. Y, mientras lo hacen, deben permanecer atentos a posibles rebrotes del virus”, expresó el alto funcionario.

Tedros dijo que todos quieren que los niños regresen al salón de clases. Sin embargo, advirtió contra la reapertura de las escuelas apresuradamente, sin garantías de que los niños, el personal y el equipo docente estarán seguros.

Hasta que se disponga de un tratamiento eficaz y vacunas seguras y eficaces, dijo el director de la OMS, la mejor forma en que los países pueden proteger a su gente del coronavirus es implementando medidas básicas de salud. Estos incluyen el distanciamiento social, el uso de máscaras y la práctica de una buena higiene.

Agregó que los países que logran suprimir el virus pueden hacer que sus economías vuelvan a moverse de manera gradual y segura.