A woman react to getting a flu vaccine in Mesquite, Texas
Una mujer reacciona con gesto de dolor al recibir una vacuna contra la influenza en Mesquite, Texas.

GINEBRA, SUIZA - Al acercarse el inicio de la temporada de gripe en el hemisferio norte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) le recomienda a la población de alto riesgo que se vacune para protegerse y evitar que los sistemas sanitarios se vean saturados durante la pandemia del COVID-19.

La OMS está actualizado sus recomendaciones para ayudarle a las naciones a navegar los complejos retos presentados por la simultánea circulación de la influenza y el coronavirus.

La estacional influenza produce hasta 1.000 millones de casos alrededor del mundo cada año, ocasionando un promedio de entre 290.000 y 650.000 muertes, según la OMS. La gripe y el COVID-19 son ambas, enfermedades respiratorias con algunos síntomas en común.

Ann Moen, jefa del programa contra la influenza de la OMS, dice que las vacunas, antivirales y medicamentos sin recetas que pueden proteger a la gente contra la gripe, no están disponibles para el COVID-19.

"Así que, todas las medidas de protección de las que hemos hablado para el COVID-19 y la influenza, como que la gente guarde las distancias, lavado de manos, usar mascarillas cuando sea apropiado y quedarse en casa cuando se esté enfermo, todos son muy importantes para el resfrío y para el COVID-19”, afirmó.

La OMS recomienda a los trabajadores de la salud y a las personas mayores de edad, que están en el más alto riesgo ante una gripe, que se vacunen. Otras personas en situación de riesgo son las mujeres embarazadas, personas con condiciones subyacentes y niños.

People hold placards during a protest against government as Spanish Prime Minister Pedro Sanchez meets Madrid Regional leader…
Repunte de casos de coronavirus pudiera indicar segunda ola de pandemia
Estados Unidos llegó este martes a las 200.000 muertes por COVID-19 y América Latina tiene el mayor número de contagios por región.

Moen recalcó que las personas en alto riesgo ante la influenza son también de alto riesgo ante el COVID-19 y dijo que la entrante temporada será especialmente complicada si hay circulación de las dos enfermedades.

"Podría causar confusión en los ambientes de atención médica o retos adicionales”, dijo Moen. “Entonces, cuantos más gripes podamos evitar con las herramientas y vacunas y antivirales que tenemos, y las actuales medidas sanitarias, creo que podemos ayudar a aliviar algunos de esos retos en los sistemas de salud y podemos también proteger a personas de alto riesgo para que no se enfermen”.

Moen sostuvo que la caída de los casos de influenza en el hemisferio sur a inicios de este año fue ocasionada por las medidas de distanciamiento y las restricciones a los viajes que se impusieron al iniciar la pandemia.

La misma caída en casos de influenza pudo observarse en partes del hemisferio norte, donde medidas similares han sido adoptadas. Sin embargo, Moen predice que los casos de gripe posiblemente aumentarán al abrirse las comunidades y relajarse las restricciones del COVID-19.