FILE PHOTO: The World Health Organization (WHO) logo is pictured at the entrance of its headquarters in Geneva, January 25,…
FILE PHOTO: The World Health Organization (WHO) logo is pictured at the entrance of its headquarters in Geneva, January 25, 2015. To match Special Report HEALTH-CORONAVIRUS/WHO-TEDROS REUTERS/Pierre Albouy/File Photo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó este martes que los casos probables de contagio en Holanda a través de visones podrían ser los "primeros conocidos de transmisión" del coronavirus de un animal a humanos.

Tras el anuncio de un primer caso "plausible", la semana pasada, las autoridades neerlandesas consideraron el lunes "muy probable" que un segundo empleado de un criadero de visones en ese país haya contraído el virus de la pandemia de COVID-19 por su contacto con estos mamíferos.

La OMS señaló haberse contactado con investigadores holandeses que investigan estos contagios, subrayando que "hasta ahora, podrían ser al menos tres casos".

"Se trataría de los primeros casos conocidos de transmisión de animales a humanos", señaló la organización mediante un mensaje de correo electrónico enviado a la AFP.

"Pero continuamos recopilando y examinando otros datos para determinar si los animales, incluidas las mascotas, pueden propagar la enfermedad", añadió.

Un hombre observa gatos de civeta enjaulados en un mercado de vida silvestre en Guangzhou, capital de la provincia de Guangdong, sur de China, China, el 5 de enero.
Expertos: mercados de animales vivos en el mundo pueden generar enfermedades
Expertos: mercados de animales vivos en el mundo pueden generar enfermedades

La pandemia de COVID-19 ha provocado casi 350.000 muertes en todo el mundo desde su comienzo, en diciembre en la región china de Wuhan (centro).

Los trabajos de los investigadores del Instituto de virología de Wuhan han demostrado que la secuencia del genoma de este nuevo coronavirus es en un 80% similar a la del SARS, que causó una epidemia previa en 2002-2003, y en el 96% a la de otro coronavirus presente en los murciélagos.

La gran mayoría de los investigadores concuerdan en que este nuevo coronavirus SARS-CoV-2 —causante de la pandemia—, probablemente se originó en murciélagos, aunque creen que fue transmitido a otra especie, aún no determinada, antes de infectar a humanos.

Es esta la pieza clave del rompecabezas que esperan poder determinar la comunidad científica internacional y la OMS, cuestión de comprender mejor lo sucedido, y así enfocar mejor las prácticas de riesgo para evitar una nueva pandemia.