El doctor Marcos Espinal es director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS.
El doctor Marcos Espinal es director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS.

WASHINGTON D.C. / MIAMI - Un experto de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) afirmó el miércoles que si bien es cierto que América Latina se ha convertido en una zona caliente de la pandemia del coronavirus, varios países han llegado ya o están por llegar al pico, y que el brote podría en un plazo de semanas empezar a aplanar su curva.

“Es posible que de aquí a un mes se empiece a ver un descenso” en las cifras de contagio, dijo en una entrevista a la Voz de América el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS, Marcos Espinal. “Y esto no significa que no vaya a haber picos, estamos viendo picos en Australia, en Europa. Todavía tenemos que ser cautos, cuidadosos”.

En general sin embargo, Espinal es de la opinión de que países como Brasil, México y Bolivia podrían haber llegado ya a su pico y podrían empezar a ver su curva de contagios aplanarse en un corto plazo. Reconoció, sin embargo, que no se puede asegurar con un cien por cien de certeza, pues es "un virus que es impredecible".

Espinal recordó que América Latina no sólo tiene la crisis del COVID-19, sino que su población también se ve especialmente azotada por la malaria, el dengue, la diabetes y problemas cardíacos, que deben ser atendidos por sistemas de salud frágiles.

Y ademas de otras enfermedades, padece de males como la pobreza, el hacinamiento, que dificulta el distanciamiento social, la inequidad social, entre otros. Espinal insistió en que no se pueden olvidar a poblaciones indígenas y otras en situaciones de vulnerabilidad por la enorme desigualdad de la región.

El experto indicó que la OPS ya está trabajando con los países de la región para coordinar la compra y distribución de la vacuna que se desarrolle y que sea considera segura y efectiva. Mencionó que la OPS tiene un Fondo Rotativo para Vacunas, el cual pueden usar los países para comprar a través de la OPS las dosis que necesiten y lograr mejores precios. Los países que no dispongan de recursos pueden recibir apoyo de la OPS y pagar sus vacunas posteriormente.

“Ya unos 30 países han hecho por escrito a la OPS una expresión de interés de usar este mecanismo para comprar vacunas por la OPS”, indicó Espinal.

Espinal insistió en que todos los países de la región deben seguir las recomendaciones hechas por la OPS para poder controlar la pandemia. Uno de los pilares de esas recomendaciones pasa por cuidar a los trabajadores del sector sanitario proveyéndoles de equipos de protección personal, pruebas disponibles para ellos mismos y educación constante para que los médicos se mantengan al día tanto como sea posible.

“Nosotros somos médicos pero no lo sabemos todo, tenemos que seguir estudiando constantemente”, explicó Espinal.