La alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llama a Brunei a detener entrada en vigencia de ley anti gay.
La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet durante una conferencia en Ginebra, Suiza. 5-12-18. REUTERS/Denis Balibouse.

GINEBRA - - Los defensores de los derechos humanos están pidiendo que se ponga fin a la discriminación que niega a los niños con discapacidades el mismo derecho a una educación igualitaria y otras oportunidades disponibles para otros niños en la sociedad. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU está celebrando una sesión especial en Ginebra sobre el empoderamiento de los niños con discapacidades.

En consonancia con el tema del día, Naciones Unidas ha hecho que la sala del Consejo sea accesible para sillas de ruedas, ha contratado a un intérprete para personas con discapacidad auditiva y ha grabado algunas declaraciones orales en Braille.

Con estas adaptaciones para niños con discapacidades, la ONU está enviando un mensaje de que practica lo que predica. Es decir, los niños con discapacidades podrán llevar una vida plena y satisfactoria a la par con otros niños si se hacen ciertas adaptaciones a sus necesidades.

Sin embargo, las Naciones Unidas informan que la triste realidad es que es probable que 93 millones de niños con discapacidades en todo el mundo tengan sus derechos violados desde el momento en que nacen. Dice que millones de estos niños son arrancados de sus familias y colocados en instituciones donde corren el riesgo de violencia, abuso y negligencia.

La Alta Comisionada de los Derechos Humanos de La ONU, Michelle Bachelet, es doctora en medicina y pediatra. En su práctica, dice que aprendió rápidamente que las voces de los niños con discapacidad a menudo no se escuchan.

Los expertos que debaten el tema acuerdan que los niños con discapacidades deben recibir una educación en igualdad de condiciones con todos los niños. Consideran que este es un paso crucial hacia su empoderamiento y la realización de otros derechos clave.

Bachelet dice que los niños con discapacidades están entre los más propensos a quedarse atrás y los menos propensos a ser escuchados.