Esta foto muestra la señalización fuera de las oficinas de Google en San Francisco con el puente de la Bahía de San Francisco-Oakland al fondo. Foto de archivo.
El New York Times reportó que el gigante del internet pagó millones de dólares en indemnización a ejecutivos que fueron acusados de acoso sin revelar sus actos ilícitos.

Cientos de empleados de Google en Asia salieron de su trabajo brevemente el jueves como parte de una protesta global a la manera en la que la compañía maneja los casos de acoso sexual y su cultural laboral.

Se espera que otros cientos de trabajadores y contratistas de Google, cuya mayoría son mujeres, protesten el jueves en las más de 20 oficinas de la compañía alrededor del mundo.

Las huelgas son el más reciente indicador de la insatisfacción de los empleados que aumentó en la última semana después de que el New York Times reportara que el gigante del internet pagó millones de dólares en indemnización a ejecutivos que fueron acusados de acoso sin revelar sus actos ilícitos.

El Times dijo, por ejemplo, que Google pagó 90 millones de dólares en el 2014 a el entonces vice presidente Andy Rubin después de que este fuera señalado por abuso sexual. Rubin negó las denuncias en el artículo, el cual no fue disputado por Google.

El reportaje dio energía a un movimiento laboral que busca mejorar el trato de las mujeres y las minorías al igual que incrementar la diversidad y que llevaba gestándose por meses. Hace algunos meses, el movimiento incluía campañas, reuniones con ejecutivos de alto rango y entrenamiento de el grupo por los derechos de trabajodores, Coworker.org.

Los organizadores pidieron el miércoles que la empresa matriz, Alphabet Inc, agregara a un representate de los trabajadores a la mesa de directivos y divulgara internamente información sobre la equidad salarial.

Los empleados también solicitaron a la compañía que revise sus prácticas de recursos humanos para hacer que el proceso de presentación de reclamos de acoso sea más equitativo.

El CEO de Google, Sundar Pichai, dijo que "los empleados han planteado ideas constructivas" que la compañía convertirá "en acción".

La insatisfacción entre los 94.000 trabajadores de Alphabet y decenas de miles de contratistas no ha afectado negativamente el precio de las acciones de la compañía. Sin embargo, los empleados han dicho que esperan que Alphabet tenga problemas de reclutamiento y retención si los problemas no se tratan adecuadamente.