El terremoto ocurrido el martes 26 de noviembre en la ciudad portuaria de Durres, Albania, dejó por lo menos 20 muertos y más de 600 heridos.
El terremoto ocurrido el martes 26 de noviembre en la ciudad portuaria de Durres, Albania, dejó por lo menos 20 muertos y más de 600 heridos.

CORTE SUSPENDE ORDEN - El Ministerio de Defensa de Albania aumentó a 20 el número de muertos confirmados, después del fuerte terremoto que sacudió al occidente del país, en la madrugada del martes (26 de noviembre).

Con ayuda de excavadoras, los socorristas buscaban el martes posibles sobrevivientes atrapados en edificios de apartamentos y hoteles que se vinieron abajo por el sismo que dejó también más de 600 heridos.

El terremoto de magnitud 6.4 se sintió en el sur de los Balcanes y estuvo seguido de varias réplicas. En la cercana Bosnia, otro temblor con una magnitud preliminar de 5.4 remeció Sarajevo y la zona al sureste de la capital, causando sólo daños menores.

En Albania, edificios de apartamentos y hoteles se derrumbaron mientras la gente dormía. Los equipos de rescate trabajaron hasta la noche para liberar a la gente que se creía que podía seguir atrapada. No se ofreció un cálculo del número de personas que podrían estar bajo los escombros.

Las televisoras locales mostraron imágenes de un niño que fue sacado de entre los restos de un edificio caído la ciudad costera de Durres, luego de que una excavadora retiró una losa de concreto rota y varios residentes apartaron barras de refuerzo destrozadas.

Horas más tarde, en una emisión en vivo pudo verse a gente aplaudiendo cuando se encontró a un niño vivo bajo los escombros de un inmueble en Durres, donde antes había aparecido un cadáver. Durres está a 33 km (20 millas) al oeste de Tirana.

La ministra de Salud, Ogerta Manastirliu, dijo que más de 600 personas han sido atendidas por lesiones, entre ellas nueve hospitalizadas con heridas que ponen en peligro su vida.

“Este es un momento dramático en el que debemos mantener la calma, permanecer juntos para hacer frente al shock”, dijo el primer ministro, Edi Rama.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el sismo ocurrió justo antes de las 04:00 de la madrugada. Su epicentro fue localizado a 30 kilómetros (19 millas) al noroeste de Tirana, a una profundidad de 20 km (12 millas). Hubo decenas de réplicas, tres de ellas con magnitudes preliminares entre 5.1 y 5.4.

Unas 600 personas resultaron heridas y algunas tenían un pronóstico grave, explicó el Ministerio de Salud albano.

Los rescatistas recuperaron los cuerpos de siete personas de entre los escombros en Durres y otras cinco personas fueron halladas muertas en un edificio caído en Thumane, en el norte del país, informó el Ministerio de Defensa. Otra persona falleció al saltar desde su casa para huir del temblor en Kurbin, a 50 km (30 millas) al norte de la capital, mientras que otra perdió la vida en una carretera que colapsó en la localidad norteña de Lezha.