El grupo terrorista Estado Islámico anunció a su nuevo líder el 31 de octubre de 2019 y ha  prometidomantener su campaña de destrucción.
El grupo terrorista Estado Islámico anunció a su nuevo líder el 31 de octubre de 2019 y ha prometidomantener su campaña de destrucción.

Algunos simpatizantes del grupo terrorista Estado Islámico están empezando a dar su apoyo al nuevo líder, usando las redes sociales para confirmar su lealtad a un hombre cuya identidad quizás no se conozca por un tiempo.

El IE anunció el jueves la selección de Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurashi como su nuevo líder, en un mensaje de audio transmitido por su agencia de noticias Amaq y leído por un nuevo portavoz.

“Él es la bandera de las banderas del yihad, y un académico de sus académicos y un emir de los emires de la guerra”, dijo la voz de acuerdo con la traducción de SITE Intelligence, que monitorea comunicaciones de extremistas.

El anuncio, que confirmó también las muertes de auto declarado califa Abu Bakr al-Baghdadi, y su portavoz Abu Hassan al-Muhajir, causaron lo que algunos analistas describieron como una reacción en cadena de excitación en los medios sociales y foros de discusión frecuentados por los simpatizantes del EI.

El anuncio de la muerte del líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, repercutió este 27 de octubre de 2019 en todo el mundo.
Grupo terrorista Estado Islámico confirma la muerte de su líder Abu Bakr al-Baghdadi
Grupo terrorista Estado Islámico confirma la muerte de su líder Abu Bakr al-Baghdadi

Un nuevo líder

La noticia de que un nuevo líder del EI había sido elegido salió a la luz menos de 24 horas después de que funcionarios militares estadounidenses divulgaron el primer video de la operación de las fuerzas especiales el sábado pasado que eliminó a al-Baghdadi en su refugio en la provincia siria de Idlib, pocos kilómetros de la frontera con Siria.

“Les puedo decir esto: se arrastró hasta un agujero con dos niños pequeños y se voló”, dijo a los reporteros el general estadounidense Kenneth McKenzie, quien supervisó la operación, sobre los últimos minutos de Baghdadi.

Hasta el jueves, el Estado Islámico no había dicho nada del ataque, en que murieron otros cinco miembros del grupo, ni de otra operación en el poblado sirio de Jarablus que mató a su portavoz.

Pero en el anuncio, el nuevo portavoz del EI, Abu Hamza al-Qurashi, advirtió a Estados Unidos que no celebre mucho.

“Ustedes se han convertido en la burla de las naciones”, dijo. “Su destino está controlado por un viejo estúpido que se va a dormir con una opinión y se despierta con otra. No estén tan contentos ni arrogantes. ¿No te das cuenta, América, de que el Estado Islámico está hoy a las puertas de Europa y de África central? Se está expandiendo y estableciendo”.

Los insultos y amenazas no sorprendieron a los funcionarios militares y de inteligencia de Estados Unidos, que dicen que esperan que el EI busque vengarse. Tampoco desprecian el potencial del grupo terrorista para sembrar el caos en el Oriente Medio y otras partes.

“Esta es una burocracia que es muy hábil en planear sucesiones”, dijo a los legisladores el director en funciones del Centro Nacional Contra el Terrorismo de Estados Unidos, Russell Travers, el miércoles en Washington, señalando que el grupo aún comanda al menos 14.000 combatientes como parte de una fuerte insurgencia en Siria e Irak.

Para los funcionarios estadounidenses de inteligencia y de seguridad la pregunta ahora es cuán efectivo será Qurashi a la hora de cumplir sus amenazas y para impedir que los afiliados y seguidores del EI se dividan o sean captados por grupos terroristas rivales como al-Qaeda.

EE.UU.: Seguridad Nacional en alta vigilancia luego de la muerte de Bagdadi
EE.UU.: Seguridad Nacional en alta vigilancia luego de la muerte de Bagdadi

 

Las respuestas son difíciles

¿Quién es Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurashi?

Más allá de su nombre de guerra y las referencias en el anuncio del jueves a sus credenciales religiosas y militares, poco se sabe en realidad de Qurashi.

Algunos funcionarios y analistas conjeturaron que podría tratarse de Hajji Abdallah, uno de los ideólogos de mayor nivel en el Estado Islámico.

También conocido por otros seudónimos, como Amir Muhammad Said Abdal-Rahman al-Mawla, se trata de un académico religioso que subió en las filas del grupo para convertirse en uno de los arquitectos de las matanzas y los secuestros contra la minoría religiosa yazidí.

Otro nombre que ha surgido es Abdullah Qardesh, de quien se dice que es un ex oficial militar iraquí que pasó tiempo con Baghdadi en Camp Bucca, la prisión de Estados Unidos en Irak que albergó a extremistas durante la guerra en Irak.

Los académicos no concuerdan en si Qardesh es otra persona u otro nombre de Abdallah.

"Podríamos no tener nunca una confirmación al 100%, al menos a corto plazo”, dijo Aaron Zelin, un miembro del Instituto Washington para la Política del Cercano Oriente.

“Tampoco hubo una confirmación del 100% de quién era Abu Bakr al-Baghdadi hasta que escaló el púlpito en Mosul en 2014. En los primeros cuatro años de su liderazgo nunca mostró su rostro”.

Esa habilidad de mantenerse tan sigiloso probablemente ayudó a Baghdadi, permitiéndole dirigir el Estado Islámico por casi una década a pesar de ser el blanco de una cacería de Estados Unidos y las fuerzas aliadas.

Por esa razón, alegan los analistas, es improbable que Qurashi sea una figura más pública que su antecesor.

 

Complejo donde se escondía el líder al-Baghdadi, en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria.
EE.UU.: Pentágono publica imágenes del operativo contra Al-Baghdadi
EE.UU.: Pentágono publica imágenes del operativo contra Al-Baghdadi

 

Los retos en el camino

Mientras tanto, algunos analistas interpretaron el anuncio del jueves como una señal de que el EI no quedará lisiado por la muerte de Baghdadi.

“A pesar de la decapitación de su liderazgo, al anunciar que su nuevo líder fue elegido por un consejo shura, o de consulta, muestra que la burocracia sigue intacta”, dijo Devorah Margolin, una especialista del Programa sobre el Extremismo de la Universidad George Washington. “No es la persona lo que importa, sino el grupo”.

Aún así, Qurashi tendrá sus retos para empezar a dirigir.

“Establecer un semiestado, victorias militares y victorias en el campo de batalla”, dijo Colin Clarke, un miembro del Soufan Center. “El Estado Islámico no tiene nada de eso a su favor en este momento”.

Pero hasta el sábado pasado tenía a Baghdadi.

“Él era una gran parte de la marca”, señaló Clarke. “Existe ese culto a la personalidad que servía para motivar a los individuos e inspirar a los reclutados a viajar y unirse al califato”.