Daniel Wong Kwok-tung, a lawyer who tried to help the 12 people detained in mainland China, is escorted by police as he returns…
El abogado de derechos humanos Daniel Wong cuando era arrestado por la policía en Hong Kong el 14 de enero de 2021.

La policía de Hong Kong arrestó a 11 personas por sospechas de que ayudaron a 12 activistas prodemocracia que trataron de escapar hacia Taiwán en una lancha rápida el año pasado.

Medios de prensa de Hong Kong informaron que estas personas, ocho hombres y tres mujeres de entre las edades de 18 y 72 fueron detenidos este jueves. Entre ellos está Daniel Wong, un conocido abogado de derechos humanos y un activista prodemocracia.

Wong publicó en su página de Facebook durante la madrugada el momento en que la policía llegó hasta su apartamento para arrestarlo.

Los 12 activistas fueron arrestados en agosto por la guardia costera de China cuando trataban de escapar a Taiwán. Durante una audiencia judicial en la ciudad de Shenzhen el mes pasado, ocho de ellos fueron sentenciados a siete meses de prisión por cargos de cruzar ilegalmente una frontera, y dos fueron declarados culpables de organizar un cruce fronterizo ilegal y sentenciados a dos y tres años de prisión respectivamente.

Dos líderes juveniles también arrestados en el caso fueron enviados de regreso a Hong Kong después de declararse culpables de cruzar ilegalmente una frontera.

Pro-democracy activist Lester Shum is taken away by police officers after over 50 Hong Kong activists arrested under security…
Arrestan al menos 50 activistas prodemocracia en Hong Kong
Antony Blinken, el candidato a secretario de Estado del presidente electo de EE.UU. Joe Biden, emitió un comunicado en Twitter en el que calificó las redadas como "un asalto a quienes defienden valientemente los derechos universales" y prometió que la administración entrante "apoyará al pueblo de Hong Kong".

Muchos activistas prodemocracia de Hong Kong han huido a Taiwán por temores de ser castigados por sus actividades, especialmente bajo la nueva ley de seguridad nacional aprobada por el gobierno chino en junio.

Hace una semana, más de 50 activistas prodemocracia fueron arrestados en Hong Kong, en la mayor redada bajo la nueva ley, emitida en respuesta a las masivas y a veces violentas protestas que convulsionaron el territorio en la segunda mitad de 2019.

Bajo la nueva ley, cualquier persona que sospeche que esté involucrada en terrorismo, subversión contra el poder estatal o en contubernio con fuerzas extranjeras puede ser juzgado y condenado hasta a cadena perpetua si es declarada culpable.

Los gobiernos occidentales y los defensores de los derechos humanos alegan que la medida pone fin a la autonomía de Hong Kong garantizada en el pacto que devolvió el control del territorio de Gran Bretaña a China en 1997.