Un espectáculo pirotécnico sobre el emblemático Harbour Bridge y Opera House de Sydney dieron la bienvenida al 2020 (Foto: AFP/Peter Parks)
Un espectáculo pirotécnico sobre el emblemático Harbour Bridge y Opera House de Sydney dieron la bienvenida al 2020 (Foto: AFP/Peter Parks)

Miles de personas de muchos países del mundo ya están celebrando por todo lo alto la llegada del 2020, un nuevo año que precede a una década marcada por el auge de las nuevas tecnologías, el impulso de las redes sociales, el movimiento #MeToo, la Primavera Árabe y los movimientos políticos en todo el planeta.

En Hong Kong, muchos manifestantes se dieron cita en las principales plazas de la ciudad y aprovecharon la llegada del 2020 para hacer un llamado a la democracia. Los festejos no se han vivido con tanta intensidad como en años anteriores a consecuencia de las protestas que se han desarrollado en los últimos meses.

Los fuegos artificiales del Muelle Victoria fueron cancelados como medida de prevención. Además, se instalaron varias barreras y se cerraron algunas calles del distrito de ocio Lan Kwai Fong para controlar las multitudes.

[FOTOGALERÍA] El mundo celebra la llegada de una nueva década

Según cifras oficiales recogidas por AP, las manifestaciones han afectado al turismo y al comercio. La llegada de turistas disminuyó un 56 por ciento en noviembre de 2019 en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El desfile tiene una larga historia. Fue creado en 1890 por Charles Frederick Holder, presidente del Club de Caza Valle de Pasadena para celebrar la bondad del clima de California. [Screengrab Cortesía Tournament of Roses].
¿Qué es el Desfile de las Rosas y por qué se celebra cada año?
¿Qué es el Desfile de las Rosas y por qué se celebra cada año?

En Kiribati, la república insular del Pacífico Central que cuenta con más de 3.200 atolones de coral repartidos en más de 3 millones de millas cuadradas, reciben el nuevo año en medio de una crucial batalla contra el cambio climático, la sequía y el aumento del nivel del mar.

Sin embargo, el 2020 pretende ser un año de esperanza, especialmente por el impulso de un proyecto financiado por el Banco Mundial, el Banco Asiático de Desarrollo, el Fondo Verde para el Clima y el gobierno de Kiribati para llegar agua potable a la principal isla, Tarawa, donde actualmente residen unos 110.000 habitantes.

Los fuegos artificiales de Samoa marcaron la medianoche desde el Monte Vaea, en las inmediaciones de la capital, Apia. Sin embargo, fue una despedida un tanto agridulce marcada por la tristeza y el recuerdo.

Una epidemia de sarampión se cobró la vida de 81 vidas a final de año, en su mayoría niños de menos de 5 años.

Foto tomada el 26 de agosto del 2019 de los líderes del G7 en una cumbre en Biarritz, Francia. (Ian Langsdon, Pool via AP, File).
En el nuevo año, Trump encara desafíos de política exterior
En el nuevo año, Trump encara desafíos de política exterior

El país, que tiene una población de poco menos de 200.000 habitantes, registró más de 5.600 casos.

Un gran espectáculo pirotécnico dio el pistoletazo de salida al 2020 en Nueva Zelanda. Desde el centro de la ciudad de Auckland se lanzaron más de media tonelada de fuegos artificiales.

Los residentes despidieron el 2019 recordando el trágico tiroteo registrado el 15 de marzo, cuando un hombre mató a 51 personas en dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, en South Island. En diciembre, una erupción volcánica en Isla Blanca, en la costa de North Island, mató a, al menos, 19 visitantes y guías turísticos.

En Australia, los tradicionales fuegos artificiales desde la Opera House también dieron el arranque del nuevo año entre música y mucha alegría.

En Corea del Sur, miles de personas llenaron las gélidas calles del centro de Seúl antes de la tradicional ceremonia de campanas en la zona del ayuntamiento. Este año, sus residentes le dicen adiós al 2019 en un año marcado por los escándalos políticos, la decadencia del mercado laboral y el colapso de la diplomacia con Corea del Norte.

El lanzador de las Grandes Ligas Hyun-Jin Ryu ha sido una de las personalidades escogidas para tocar la vieja campana de Bosingak.

El acto de la denominada “campana de la libertad” en el parque Imjingak, cerca de la frontera con Corea del Norte, se canceló debido a una cuarentena decretada tras un brote de peste porcina africana. Sin embargo, se celebró un espectáculo de fuegos artificiales en Pyongyang.

Desde Tailandia, miles de personas contemplaron el espectáculo de fuegos artificiales desde el río Chao Phraya para recibir el 2020. 

(Con información de AP y Reuters)