Un caza ucraniano SU-27 aterriza durante un ejercicio de la fuerza aérea en la base militar de Starokostyantyniv el 12 de octubre de 2018.
Un caza ucraniano SU-27 aterriza durante un ejercicio de la fuerza aérea en la base militar de Starokostyantyniv el 12 de octubre de 2018.

Fuerzas militares de 31 países iniciaron el jueves el mayor ejercicio de la OTAN en décadas, desde el mar Báltico hasta Islandia, con maniobras militares cerca de Rusia, que el mes pasado ya había realizado grandes ejercicios de esta naturaleza.

Con temperaturas bajo cero en los campos de entrenamiento en el centro de Noruega, se buscó dar una idea de lo que significa defender el vasto flanco norte de la OTAN, con un despliegue de unos 50.000 soldados, 250 aviones y 10.000 tanques, camiones y otros vehículos terrestres.

En las maniobras participan unos 50.000 efectivos de los 29 países de la alianza, además de los socios Finlandia y Suecia; y se emplearán alrededor de 65 barcos.

"Estamos aquí, ahora, en el norte, demostrando nuestra capacidad para enfrentar a una gran fuerza si hay un problema relacionado con el Artículo 5", dijo el almirante estadounidense James Foggo, en referencia a la promesa de defensa mutua de los países integrantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La operación "Trident Juncture", encabezada por Foggo, es sin duda la más grande en Noruega desde principios de los años 80, una señal de que la alianza quiere afinar sus defensas después de años de recortes de costos.

"Hemos traído el equivalente a siete brigadas de combate en el último mes. Es impresionante y operaremos aquí durante las próximas semanas en un ambiente implacable por mar y tierra", dijo Foggo a Reuters.

Noruega, cada vez más preocupada con Rusia desde que se anexó a Crimea en 2014, ha tratado de duplicar el número de marines estadounidenses que reciben entrenamiento en su territorio anualmente, una medida criticada por Moscú.

Rusia realizó el mes pasado sus mayores maniobras desde 1981. La llamada Vostok-2018 (Este 2018) en la que movilizó a 300.000 soldados en una demostración de fuerza cerca de la frontera con China, que incluyó simulacros conjuntos con los ejércitos chino y mongol.

Por su parte, Rusia, que comparte frontera con Noruega, fue informada por la OTAN acerca de los ejercicios Trident Juncture 2018 e invitada a monitorear las pruebas, pero Moscú sigue molesto porque se realicen. El ministro ruso de Defensa había advertido que el país podría verse obligado a responder ante el incremento de la actividad de la OTAN en su frontera oeste.Los ejercicios, que está previsto que terminen el 7 de noviembre, se realizan en el centro y el este de Noruega, el Atlántico Norte y el Mar Báltico.

Con información de Reuters y AP.