Ministra de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, en diálogo con el enviado especial de EE.UU., Stephen Biegun, para discutir los retos del desarme nuclear y acuerdos de paz en la Península Coreana. Octubre 2018
Ministra de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, en diálogo con el enviado especial de EE.UU., Stephen Biegun, para discutir los retos del desarme nuclear y acuerdos de paz en la Península Coreana. Octubre 2018

La misión diplomática de Estados Unidos para Corea del Norte ha manifestado su optimismo frente a un potencial desarme nuclear en ese país. Este lunes, Stephen Biegun se reunió con la ministra de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, para discutir el progreso de las conversaciones entre Pyongyang y Washington.

Corea del Sur también envió su representante especial, Lee-Do-hoon, para facilitar el diálogo en el proceso de desnuclearización. Tras reunirse con su homólogo surcoreano, Biegun indicó que tanto EE.UU. como Corea del Sur tienen el objetivo común de acabar con siete décadas de hostilidad en la península coreana.

“Tenemos una meta en común aquí, que es poner fin a 70 años de guerra y hostilidad en la península coreana, y el principal requisito para nosotros para conseguir ese objetivo es lograr el desarme nuclear en Corea del Norte, de manera definitiva y totalmente verificada. Así que tengo plena confianza en que esto se puede alcanzar. Creo que nuestros presidentes están enfocados en este objetivo.”, afirmó Biegun.

Por su parte, Corea del Sur informó a través de Lee Do-hoon, su representante especial en la misión de Asuntos de Seguridad y Paz para la Península Coreana, que el proceso de desnuclearización ha llegado a un punto crítico y requiere que las partes interesadas se reúnan lo más pronto posible.

“El proceso de desarme nuclear está en una coyuntura crítica y necesitamos reunirnos con la mayor frecuencia posible para asegurarnos de que no haya distancia entre nuestros aliados”, indicó Lee Do-hoon.

Reunión entre los líderes Donald Trump y Kim Jong-Un.

​​Desde la reunión entre el presidente Trump y su homólogo norcoreano Kim Jong-Un en Singapur en junio de este año, Corea del Norte ha tomado algunas medidas en materia de desnuclearización, tales como detener las pruebas de misiles y armas nucleares y desmantelar las instalaciones en las que realizaban dichas pruebas.

A inicios de este mes, el Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, viajó por cuarta vez a Corea del Norte y se reunión con diplomáticos en Japón y Corea del Sur para organizar una segunda cumbre entre Trump y Kim Jong-Un.

De acuerdo con funcionarios del gobierno de EE.UU., dicha reunión seguramente tendrá lugar a inicios del 2019.