El secretario Kerry testimonia el apretón de manos entre los jefes negociadores Saeb Erekat por los palestinos, y la ministra Tzipi Livni por Israel.
El secretario Kerry testimonia el apretón de manos entre los jefes negociadores Saeb Erekat por los palestinos, y la ministra Tzipi Livni por Israel.

El secretario Kerry, el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, y la ministra de Justicia y excanciller israelí, Tzipi Livni, indicaron que el objetivo es llegar a un acuerdo en los próximos nueve meses.

Los representantes israelíes y palestinos acordaron avanzar en “negociaciones sostenidas, continuas y sustantivas” en todos los temas, tal como lo definió el secretario de Estado estadounidense John Kerry, y volverán a reunirse en las próximas dos semanas en Israel y en los territorios palestinos.
 

La visita de Obama y las conversaciones de paz
La visita de Obama y las conversaciones de paz

​​De esta forma concluyó la segunda y última jornada de conversaciones preliminares en Washington entre israelíes y palestinos, las que incluyeron una reunión con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca.
 
En tal sentido, el secretario Kerry, el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, y la ministra de Justicia y excanciller israelí, Tzipi Livni, indicaron que el objetivo es llegar a un acuerdo en los próximos nueve meses.
 
"Todos somos conscientes sobre cual es la meta por la que estamos trabajando: dos estados, conviviendo en paz y seguridad", dijo Kerry. "Dos estados, porque dos pueblos orgullosos merecen tener cada uno un país al que puedan llamar su país".
 
Al respecto Kerry explicó que todas las cuestiones relativas al estatuto final son objeto de negociación, incluyendo la seguridad, la temática fronteriza, los refugiados y la situación de Jerusalén.
 
Las conversaciones fracasaron hace tres años debido a la construcción de asentamientos israelíes.

No se puede ser ingenuos

Pero al relanzar las conversaciones, el jefe negociador palestino, Saeb Erekat dijo que los palestinos tienen mucho que ganar con un acuerdo.
 
"Estoy encantado de que todas las cuestiones relativas al estatuto final están sobre la mesa y deben ser resueltas sin ninguna excepción, y ya es hora de que el pueblo palestino pueda tener un estado independiente y soberano", subrayó.
 
En tanto la ministra de Justicia isrealí Tzipi Livni destacó que para Israel la seguridad de su estado es fundamental.
 
"Hemos venido aquí provenientes de una región turbulenta y cambiante", dijo. "Tenemos esperanzas, pero no podemos ser ingenuos. Eso es algo que en nuestra región no nos podemos permitir", admitió Livni.