Aviones de combate israelíes lanzaron ataques a objetivos militares iraníes y sirios el miércoles 20 de noviembre de 2019.
Aviones de combate israelíes lanzaron ataques a objetivos militares iraníes y sirios el miércoles 20 de noviembre de 2019.

El ejército israelí dice que sus aviones de combate atacaron a docenas de objetivos militares iraníes y sirios fuera de Damasco el miércoles, en represalia por un ataque con cohetes en los Altos del Golán controlados por Israel el día anterior.

El ejército dice que los objetivos, incluidos los misiles tierra-aire, los depósitos de armas y el cuartel general de las tropas, pertenecían a la fuerza de élite Quds de Irán, el brazo de ultramar de la Guardia Revolucionaria del régimen.

La Agencia de Noticias Árabe Siria (SANA, por sus siglas en inglés) dijo que dos civiles murieron en los ataques aéreos, pero el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dice que supo que 11 personas murieron en los ataques.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, emitió una declaración el miércoles que "ha dejado en claro que [a] quien nos lastima, lo lastimaremos".

Los medios estatales sirios también informaron que los sistemas de defensa aérea de Siria obstaculizaron los ataques de Israel.

"Inmediatamente nuestros sistemas de defensa aérea frustraron el fuerte ataque y pudieron interceptar los misiles hostiles y destruir la mayoría de ellos antes de que alcanzaran sus objetivos", informó SANA.

Los medios estatales de Irán confirmaron los ataques del miércoles en Siria, y proporcionaron detalles sobre las posiciones iraníes que fueron atacadas.

Los ataques de Israel el miércoles contra Siria fueron los más intensos desde que lanzó una serie de ataques aéreos contra objetivos militares en Irán el 21 de enero.