This video grab shows launching underground ballistic missiles by the Iranian Revolutionary Guard during a military exercise…
Irán informó que realiza unas maniobras, incluyendo la instalación de un portaaviones falso en el Estrecho de Ormuz.

La televisora estatal iraní divulgó el miércoles que la Guardia Revolucionaria de ese país lanzó varios misiles balísticos subterráneos, como parte de unas maniobras que incluyeron la instalación de un portaaviones falso en el Estrecho de Ormuz.

Las maniobras provocaron un estado de alerta temporal en dos bases estadounidenses el martes.

Imágenes grabadas con drones por la Guardia mostraban dos misiles saliendo de posiciones ocultas en lo que parecía ser una llanura desértica en el centro de Irán.

El general Amir Ali Hajizadeh, responsable de la división aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, afirmó que los lanzamientos se produjeron el miércoles. Dijo que el cuerpo tiene grandes bases subterráneas que ocultan su arsenal de misiles balísticos.

En otra sección de los ejercicios, dos drones atacaron el puente del falso portaaviones, según la televisora estatal iraní. En un primer momento no se emitieron imágenes de los lanzamientos ni del ataque de dron, y no se identificaron los proyectiles utilizados.

El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo, conversó el viernes 3 de enero de 2019 con cancilleres y representantes de otras naciones sobre el ataque aéreo que puso fin a la vida del general iraní.
Pompeo: "Decisión de sacar a Soleimani del campo de batalla salvó vidas de EE.UU."
Pompeo: "Decisión de sacar a Soleimani del campo de batalla salvó vidas de EE.UU."

Una agencia semioficial de noticias cercana al cuerpo paramilitar publicó una imagen durante la noche que se había retocado para mostrar un portaaviones estadounidense con forma de ataúd, acompañada por una frase del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, prometiendo venganza por el ataque de un dron estadounidense que mató al  general iraní Qassem Soleimani. Estados Unidos defendió la acción que tuvo lugar en enero alegando que estuvo centrada en proteger a los estadounidenses.

El simulacro, y la respuesta estadounidense a las maniobras, pone de manifiesto la tensión latente entre Washington y Teherán. Siguen a incidentes del pasado año pasado.

(Con información de Reuters y AP)