Una mujer indígena vota en una mesa electoral en Sumpango, Guatemala, domingo. Los guatemaltecos votan por su próximo presidente el domingo, mientras miles de sus compatriotas huyen de la pobreza y la violencia.
Una mujer indígena vota en una mesa electoral en Sumpango, Guatemala, domingo. Los guatemaltecos votan por su próximo presidente el domingo, mientras miles de sus compatriotas huyen de la pobreza y la violencia.

Los guatemaltecos acudían a las urnas el domingo para elegir al próximo presidente de un país que enfrenta una creciente migración por la pobreza y la violencia, y luego de un proceso electoral marcado por la desilusión y la desconfianza.

Los votantes decidirán entre 19 candidatos a su próximo presidente, que estará en el cargo por cuatro años a partir de enero del 2020. Si el ganador no obtiene al menos el 50% más uno de los votos válidos, los dos primeros lugares se irían a una segunda vuelta el 11 de agosto, donde triunfaría el que obtenga la mayor cantidad de sufragios.

Más de 8,1 millones de ciudadanos están convocados a las urnas, en una jornada en la que también se elegirá al vicepresidente y a más de 4.000 funcionarios, entre ellos alcaldes, diputados al Congreso y al Parlamento Centroamericano.

Soldados guatemaltecos vuelan la bandera nacional en la Plaza de la Constitución en la ciudad de Guatemala. Foto de archivo.
La incertidumbre rodea las elecciones en Guatemala
La incertidumbre rodea las elecciones en Guatemala

​​A las 7:00 de la mañana las casillas ya habían abierto y en algunos lugares era posible ver filas para ingresar.

Los comicios se realizan en medio de una alta desconfianza e incertidumbre de la población, debido a una serie de eventos como permitir la inscripción de candidatos que varios consideran no idóneos por enfrentar procesos penales o que se cambiaron de partido en medio de la campaña, algo prohibido.

El proceso también estuvo marcado por la salida de dos de las tres principales contrincantes por decisiones judiciales, entre ellas Thelma Aldana, exfiscal del país y quien ha sido elogiada por sus investigaciones contra la corrupción, una de las cuales llevó a prisión al expresidente Otto Pérez Molina.

Dos situaciones que también despertaron suspicacias fueron, en primer lugar, la salida del fiscal contra delitos electorales, Oscar Shaad, que habría abandonado el cargo por amenazas de muerte a él y su familia, según refirió la Fiscalía. Además, el Registrador de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral, Leopoldo Guerra, solicitó vacaciones en pleno evento electoral, las cuales le fueron concedidas.

Una encuesta reciente de la empresa CID Gallup Latinoamérica señaló que un 31% de los consultados cree que el evento electoral será un fraude, y un 20% más que serán unas elecciones cuestionadas porque a varios candidatos no se les permitió participar. El sondeo se realizó entre el 30 de mayo y el 7 de junio de 2019 a 1.204 personas mayores de 18 años y empadronados, con un margen de error de más menos 2,8 puntos porcentuales.

Los favoritos

Los candidatos que encabezan las elecciones son: Sandra Torres, de 64 años y exprimera dama de Guatemala, es la favorita en las encuestas. Estuvo casada en segundas nupcias con el expresidente Álvaro Colom (2008-2012). Esta es la tercera vez que intenta llegar a la presidencia

Alejandro Giammattei es un empresario, médico y exdirector de presidios. Está en segundo lugar de las preferencias junto a Roberto Arzú y es la cuarta vez que intenta alcanzar el poder.

Sandra Torres, candidata presidencial por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), habla a partidarios en Coatepeque, Guatemala.  Junio 2 de 2019.
Una exprimera dama, un cirujano y el hijo de un expresidente buscan la presidencia de Guatemala
Una exprimera dama, un cirujano y el hijo de un expresidente buscan la presidencia de Guatemala

​​Roberto Arzú es hijo del expresidente y exalcalde Álvaro Arzú. Es el candidato de una alianza de los partidos partido Podemos, Partido de Avanzada Nacional (PAN) y otras fuerzas menores.

Edmond Mulet es un abogado, periodista y diplomático. Esta es la primera vez que participa como candidato presidencial impulsado por el partido Humanista.

Y Thelma Cabrera Es la única candidata indígena Mam. Cabrera, de 43 años, es una campesina y defensora de los derechos humanos y de la tierra encabezan las preferencias. La candidata es impulsada por el Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP), el único partido de tendencia de izquierda que va en los primero cinco lugares de la preferencia del electorado y que por primera vez participa en las elecciones.

En total, son 19 candidatos buscarán alcanzar la presidencia de Guatemala. Los guatemaltecos también elegirán vicepresidente, diputados al Congreso de la República, diputados al Parlamento Centroamericano y alcaldes locales.