El primer ministro británico, Boris Johnson, está en condición estable tras segunda noche en cuidados intensivos por COVID-19.
El primer ministro británico, Boris Johnson, está en condición estable tras segunda noche en cuidados intensivos por COVID-19.

LONDRES - El primer ministro británico Boris Johnson pasó una segunda noche en cuidados intensivos y se encontraba en condiciones estables el miércoles después de recibir oxígeno para aliviar las complicaciones de COVID-19 mientras su ministro de asuntos exteriores dirige la batalla contra el brote.

Johnson, que dio positivo hace casi dos semanas, fue llevado al hospital de St Thomas el domingo por la noche debido a una tos y una fiebre persistentes, pero su condición se deterioró el lunes y fue llevado a una unidad de cuidados intensivos. 

El dirigente británico de 55 años de edad recibió oxígeno pero no se le colocó un respirador. Su adjunto designado, el secretario de Relaciones Exteriores Dominic Raab, dijo que Boris volvería pronto a estar al mando, mientras el mundo se enfrenta a la crisis de salud pública más grave del siglo. 

Noah y Milly, dos niños de Hertford, Gran Bretaña, de 9 y 7 años, escuchan el discurso a la nación de la reina Isabel, a raíz de la pandemia de la COVID-19, la enfermedad producida por el coronavirus. Abril 5 de 2020.
La reina Isabel invoca el espíritu de los británicos en la II Guerra Mundial: "Podemos derrotar el coronavirus"
La reina Isabel invoca el espíritu de los británicos en la II Guerra Mundial: "Podemos derrotar el coronavirus"

“Está cómodo, es estable, está de buen humor”, dijo el miércoles el ministro de Salud Edward Argar. “Aunque ha recibido oxígeno, no ha necesitado un respirador”.