WASHINGTON, DC - SEPTEMBER 15: Supporters of the National TPS Alliance, a grassroots organization made up of immigrant rights…
Partidarios de la National TPS Alliance, una organización de base formada por grupos de derechos de los inmigrantes, se reúnen en el Capitolio de los Estados Unidos el 15 de septiembre del 2020.

WASHINGTON D.C. - Diversas reacciones ha causado la decisión de un tribunal de apelaciones de Estados Unidos que permite que el gobierno avance hacia la deportación de beneficiarios de un importante programa de protección migratoria.

La corte de apelaciones del Noveno Circuito, con una terna dividida, avaló la decisión de la administración del presidente Donald Trump de avanzar hacía la terminación del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS). Una decisión que afecta a más de 300.000 migrantes procedentes de El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán.

Se prevé que el fallo afecte también a los migrantes de Honduras y Nepal, que se encuentran en una situación similar.

Actualmente, los beneficiarios del TPS tienen permiso para residir y trabajar en EE.UU. hasta el próximo 4 de enero del 2021. Sin embargo, según una decisión del Departamento de Seguridad Nacional de noviembre del 2019, los migrantes tendrán un periodo de gracia de 120 días para salir del país, excepto los salvadoreños, quienes dispondrán de 365 días.

Como explicó a la Voz de América Royce Murray, directora de programas de la organización American Immigration Council, “podríamos ver el final del TPS para El Salvador, no antes del 5 de noviembre de 2021 y para los otros 3 países, Sudán, Nicaragua y Haití, lo más temprano sería el 5 de marzo de 2021”.

Lo que significa que, para cuando llegue la aplicación de la decisión, el país podría contar con un nuevo gobierno. Las elecciones presidenciales en EE.UU. son el 3 de noviembre y el 20 de enero tomará posesión quien resulte elegido en los comicios.

“Creo que si la administración Trump tiene un segundo mandato, podemos esperar que estas terminaciones continúen y entren en vigencia en 2021”, dijo Murray. En enero del 2018, el gobierno actual decidió acabar con el TPS para Honduras, El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán entre el 2017 y el 2018.

Manifestantes desfilan frente a la Corte Suprema de EE.UU. en defensa de los programas DACA y TPS el 10 de noviembre de 2019, en Washington, DC.
Tribunal federal falla a favor de decisión de acabar con el TPS
La Corte de Apelaciones del Noveno Distrito encontró que un juez en primera instancia "abusó de su discreción" al prohibir temporalmente al gobierno acabar este estatus migratorio que beneficia a más de 300.000 personas.

Si el ganador de los comicios es el candidato demócrata, Joe Biden, dijo la experta, la situación podría ser beneficiosa para los migrantes.

“Entiendo que la campaña [de Biden] se ha comprometido a restaurar el TPS. Podríamos ver que el TPS continúa y [con ello] algunas de estas protecciones para la deportación y los permisos de trabajo”, dijo Murray.

Aunque la decisión tiene un indiscutible carácter político, señala Claudia Bernal, abogada de inmigración, hay todavía una instancia a la que la decisión podría llegar.

“La ultima opción, me parece, sería elevar esta demanda a la Corte Suprema, con una pregunta constitucional, tal como se intentó hacer y como se ha hecho con DACA. De repente, si es que llega a ser oída por la Corte Suprema, la Corte Suprema tome una decisión diferente”, dice Bernal.

Sin embargo, destaca la abogada, es importante mirar casos independientes, pues algunos podrían ser aptos para solicitar lo que se conoce como un perdón, a cuenta de relaciones familiares y a su larga estancia en el país. 

(Con la colaboración de Laura Sepúlveda)