FILE PHOTO: FILE PHOTO: The spread of the coronavirus disease (COVID-19), in Fort Smith
33.5 millones de personas han perdido su trabajo en Estados Unidos en las últimas siete semanas, según el Departamento de Trabajo.

WASHINGTON DC - Un grupo de senadores republicanos pidió el jueves al presidente Donald Trump suspender la emisión de  visados de trabajo temporales por un año o hasta que la tasa de desempleo caiga a niveles previos a la pandemia por el coronavirus.

“Estados Unidos admite cada año a más de un millón de trabajadores invitados no inmigrantes, y no hay razón para admitir a la mayoría de esos trabajadores cuando nuestro desempleo es tan alto”, escribieron los legisladores Ted Cruz (Texas), Tom Cotton (Arkansas), Chuck Grassley (Iowa) y Josh Howley (Missouri) en una carta al presidente Trump.

Los senadores piden que se suspendan por sesenta días todos las visas de trabajo temporales, exceptuando el sector de la agricultura y trabajadores médicos. Después de esos sesenta días, los legisladores proponen que se suspendan por un año o hasta que baje el desempleo tres tipos de visas:

  • ·     H-2B, para trabajadores estacionales no agricultores;

  • ·    H-1B, para trabajadores de ocupaciones especiales

  • ·      El programa de Capacitación Práctica Opcional (OPT por sus siglas en inglés), una autorización de empleo para estudiantes universitarios.

En la carta también piden al presidente que se suspenda inmediatamente el visado EB-5,  que concede una residencia permanente a extranjeros que inviertan más de 900,000 dólares para financiar un negocio en EE.UU.

Los senadores argumentan que teniendo en cuenta la falta de puestos de trabajo provocada por el impacto de la pandemia del coronavirus, no es de “sentido común admitir a trabajadores extranjeros temporales para competir” con estadounidenses en un mercado laboral tan limitado.

“Aunque la paralización económica en estados y localidades en todo el país ha sido necesaria para reducir la propagación de esta pandemia, los resultados han sido devastadores para los negocios y los trabajadores”, escribieron los legisladores.

Parte del manejo del gobierno de Trump de la pandemia ha estado enfocada a restringir la inmigración hacia Estados Unidos. En abril firmó un orden ejecutiva prohibiendo la entrada algunos de inmigrantes al país y se ha suspendido la emisión de visados en consulados y embajadas.

La semana pasada, 3.17 millones de personas pidieron beneficios de desempleo en EE.UU., inflando las cifras de desempleados en las últimas siete semanas a los 33.5 millones, según informó el Departamento de Trabajo.