"Con el acceso limitado a duchas y ropa limpia, los detenidos llevaban ropa sucia durante días o semanas", señala el reporte obtenido por NBC.  Foto de archivo.
"Con el acceso limitado a duchas y ropa limpia, los detenidos llevaban ropa sucia durante días o semanas", señala el reporte obtenido por NBC. Foto de archivo.

El supervisor de las agencias fronterizas de EE.UU. advirtió meses atrás en un informe sobre las terribles condiciones de aprehensión y hacinamiento que enfrentaban los inmigrantes en un centro de detención en El Paso, Texas, reportó NBC.

Un reporte del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional, el organismo que supervisa a las agencias fronterizas, al que tuvo acceso el medio de comunicación fechado el 7 de mayo revela que la situación era tan grave, que los guardias, quienes por lo general ponen sus armas en una caja de seguridad antes de entrar a las áreas de espera, las llevaban consigo por temor a un motín o disturbios.

El texto detalla que en el centro, cuyo nombre estaba tachado, tenía unos 756 migrantes, de los cuales más de la mitad eran mantenidos afuera de la instalación en celdas temporales hechas de alambre, mientras llenaban las celdas adentro y con capacidad para 35 personas y un solo baño, con hasta 155 migrantes.

"Con el acceso limitado a duchas y ropa limpia, los detenidos llevaban ropa sucia durante días o semanas", señala el reporte obtenido por NBC.

El informe también señala que los agentes entrevistados informaron que llevaban a inmigrantes enfermos al hospital cinco veces al día. Por lo menos tres adultos y cinco menores migrantes han muerto bajo custodia de las autoridades estadounidenses. El caso más reciente fue el de un migrante salvadoreño de 43 años que murió en el hospital este sábado tras desmayarse en una estación fronteriza.