Despliegue militar en Donna, Texas. Fotografía: Celia Mendoza-VOA
Despliegue militar en Donna, Texas. Fotografía: Celia Mendoza-VOA

El Pentágono planea dar inicio esta semana al repliegue de sus 5,800 efectivos militares en la frontera sur de Estados Unidos.

El teniente general Jeffrey Buchanan, comandante a cargo de la misión, dijo a POLITICO este lunes que aún con la inminente llegada de la caravana migrante, la fecha máxima para su estadía en la zona fronteriza era el 15 de diciembre y que todos las tropas debían estar de regreso para Navidad.

Desde San Antonio, Texas, el teniente Buchanan también confirmó que el ejército había rechazado una petición del Departamento de Seguridad Interior en la que solicitaban fuerzas armadas de apoyo para los agentes de control fronterizo en una eventual confrontación.

“Esa es una tarea de las fuerzas policiales, y el secretario de Defensa no tiene la autoridad para aprobar eso dentro del territorio de EE.UU.”, afirmó Buchanan. También explicó que el despliegue de tropas debería empezar a disminuir rápidamente, puesto que las tropas de ingeniería y logística, unas de las más numerosas en la misión, concluían sus tareas de construcción de bases en los campamentos y fortalecer los puntos de entrada para la autoridad fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Buchanan aclaró además que por el momento no hay indicaciones para que las tropas se mantengan en la frontera sur más allá del 15 de diciembre.

Jim Mattis, sec. de Defensa de EE.UU. y Kirstjen Nielsen, sec. de Seguridad Nacional visitan el Campo Base Donna, en Texas.
Mattis defiende emplazamiento militar en la frontera
Mattis defiende emplazamiento militar en la frontera

​​