En esta foto del 29 de abril de 2019, migrantes cubanos son escoltados por agentes de inmigración mexicanos en Ciudad Juárez, México, al cruzar el puente internacional Paso del Norte para ser procesados como solicitantes de asilo.
De acuerdo con DHS, solo en el mes de abril aproximadamente 109.000 personas cruzaron la frontera y se espera que en mayo esa cifra sea mayor.

WASHINGTON D.C. - El exembajador de México, Arturo Sarukhán, dijo el martes que su país debe imponer aranceles a algunos productos estadounidenses si el presidente Donald Trump decide subir a un 5% la tasa a bienes mexicanos.

En una conferencia en el Wilson Center, un centro de estudios políticos en Washington, Sarukhán dijo: “Funcionó en el 2009, funcionó el año pasado cuando Trump alzó los aranceles al aluminio [proveniente de Canadá y México]”. El diplomático fue embajador en Estados Unidos durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Trump amenazó con elevar los impuestos a las exportaciones a partir del 10 de junio, en una medida progresiva hasta llegar al 25%, si México no consigue parar la llegada de migrantes a la frontera sur de Estados Unidos.

Mientras que el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que espera que en estos seis días se llegue a un acuerdo con el gobierno estadounidense que evite ese escenario, Sarukhán opina que Trump “quiere negociar con México con los aranceles del 5% ya sobre la mesa”.

​​“Si no hemos podido resolver en un año y medio [la crisis migratoria], no va a suceder en estos [seis] días”, sentenció el diplomático.

El flujo de migrantes en la frontera de Estados Unidos con México ha aumentado considerablemente en los últimos meses. De acuerdo con DHS, solo en el mes de abril aproximadamente 109.000 personas cruzaron la frontera y se espera que en mayo esa cifra sea mayor.

Trump ha presionado a México para que tome medidas más severas y logre contener la llegada de personas que viajan desde Centroamérica, atravesando México, hacia Estados Unidos. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ha incrementado las deportaciones de migrantes desde el 2018. De acuerdo con el Instituto Mexicano de Migración, entre enero y abril de este año, se han deportado más de 37,000 migrantes.

Sarukhán dijo que una del áreas en las que el gobierno mexicano podría mejorar a la hora de controlar los movimientos de población es cerciorándose  “que la frontera con Guatemala sea mucho más segura”.

“Se necesitan dos para bailar”, dijo el exembajador.