Rosa Elvira Hernández Vásquez, hermana del inmigrante guatemalteco de 16 años Carlos Hernández Vásquez, que falleció el lunes en custodia de las autoridades fronterizas de EE.UU. San José el Rodeo, mayo 22 de 2019. Foto: Reuters/Luis Echeverría.
Rosa Elvira Hernández Vásquez, hermana del inmigrante guatemalteco de 16 años Carlos Hernández Vásquez, que falleció el lunes en custodia de las autoridades fronterizas de EE.UU. San José el Rodeo, mayo 22 de 2019. Foto: Reuters/Luis Echeverría.

SAN JOSE EL RODEO, BAJA VERAPAZ, GUATEMALA - La familia de Carlos Hernández, el joven guatemalteco de 16 años que falleció el lunes (20 de mayo) en custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en Texas, llora su muerte en su pueblo de San José El Rodeo, en una zona rural de Guatemala, y pide el retorno de su cadáver y explicaciones sobre la causa de su muerte.

Gregoria Vásquez, madre de Carlos Hernández Vásquez, adolescente guatemalteco que murió en la custodia de autoridades fronterizas de EE.UU.

​​Su madre, Gilberta Vásquez, dijo a Reuters, que la familia no tiene información de cómo murió su hijo. "Eso es lo que quiero saber. Por eso, lo que yo peleo pues, (es que) me lo mandan el cuerpo lo muy pronto posible, entonces ¿para qué lo quieren? ... lo tienen allí con ellos ... ¿para que lo quieren? ... ¿por qué no pusieron atención allí con él?, dijo Vázquez.

Hernández fue detenido por agentes fronterizos el 13 de mayo después de cruzar ilegalmente la frontera cerca de Hidalgo, Texas, con un grupo de otras 70 personas, informó la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, CBP por sus siglas en inglés, que supervisa la Patrulla Fronteriza.

Su hermana Rosa Elvira Hernández Vásquez, dice que Carlos estaba contento de viajar a Estados Unidos porque pensaba enviar dinero a sus padres "para darles una mejor vida" y para ayudar un hermano menor que es "especial".  

"El llamó y dijo que estaba bien, y para que el lunes ¿ya esté así? ... no encontramos ninguna respuesta de ¿por qué? Y además ellos no publican también o ellos no dicen ¿por qué se murió? o ¿de qué murió?... ellos no hacen ninguna aclaración ... algo habrá pasado o algo ellos le habrán hecho", señaló Hernández Vásquez a Reuters.

Amigos y familiares de Carlos Hernández Vásquez, el menor que murió en custodia de las autoridades fronterizas de EE.UU., acompañan a la familia en el pueblo de San José el Rodeo, en Guatemala. Mayo 22 de 2019.

​​El domingo (19 de mayo) en la mañana, Hernández dijo al personal de la estación de procesamiento central donde estaba detenido que no se sentía bien, dijo un oficial de la CBP a reporteros.  Fue diagnosticado con influenza y más tarde en el día fue transferido a la estación de Weslaco de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas para separarlo de otros detenidos en la estación de procesamiento en el Valle del Río Grande, dijo el oficial.

El joven iba a ser transferido a la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos que se encarga del cuidado de los menores migrantes que cruzan a Estados Unidos sin familiares adultos, indicó el funcionario. 

Pero el lunes en la mañana, durante una revisión de salud, el chico fue encontrado inconsciente, según un comunicado del CBP.  El comunicado dice que se desconoce por el momento la causa del fallecimiento y que el inspector general del Departamento de Seguridad Nacional y el gobierno de Guatemala han sido notificados del deceso.

Hernández es el quinto menor guatemalteco que muere después de haber sido detenido en la frontera entre Estados Unidos y México desde diciembre.  Un niño, que cruzó la frontera con su madre en abril, murió este mismo mes tras pasar semanas en un hospital, pero ya no estaba bajo custodia de la Patrulla Fronteriza al momento de su muerte.

EE.UU. reporta muerte de sexta menor 

Este miércoles el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., DHS por sus siglas en inglés, reconoció que una menor de 10 años de El Salvador murió en su custodia el 29 de septiembre de 2018, reportó CBS News.

La muerte de la niña, la sexta menor migrante que muere en custodia de EE.UU. en los últimos ocho meses, no había sido reportada.

Mark Weber, portavoz del DHS, dijo en un comunicado a CBS News que la menor tenía antecedentes de defectos cardíacos congénitos. Dice que la niña ingresó al cuidado de una Oficina de Reasentamiento de Refugiados en San Antonio, Texas, el 4 de marzo de 2018, en "un estado médicamente frágil".

"Luego de una cirugía, la menor quedó en estado de coma a causa de complicaciones. Fue trasladada a una instalación para enfermos terminales en Phoenix, Arizona, para cuidados paliativos en mayo, tras ser dada de alta del hospital en San Antonio", dijo Weber.

Según el comunicado, el 26 de septiembre la niña fue transferida a otra instalación más cerca a su familia en Omaha, Nebraska, y el 29 del mismo mes fue transportada al Hospital de Niños de Omaha, donde falleció debido a fiebre y problemas respiratorios.

Números récord de familias centroamericanas están viajando a la frontera de EE.UU. y México para pedir asilo en Estados Unidos, huyendo de la pobreza y la violencia en sus países. De octubre de 2018 a abril de este año, cerca de 293.000 menores acompañados o personas que viajan en grupos familiares fueron detenidas en la frontera sur de EE.UU. Ese número es cuatro veces mayor a la cifra de detenidos el año pasado durante el mismo período.

El martes por la noche, el CBP anunció el cierre temporal del centro de procesamiento del sur de Texas donde murió Carlos Hernández, en McAllen, Texas. El martes se descubrió que “un gran número” de los internos tenía fiebre alta, se indicó en un comunicado.

Los otros menores fallecidos en custodia en la frontera sur, todos guatemaltecos, reportados por las autoridades estadounidenses son Juan de León Gutiérrez, de 16 años, que estaba detenido en una instalación en Brownsville, Texas, y murió en un hospital el 30 de abril, nueve días después de haber sido internado.

El 14 de mayo, un menor de dos años y medio murió luego de haber sido detenido con su madre en la frontera con México, en El Paso, Texas.

La víspera de Navidad, el año pasado, Felipe Gómez Alonzo, de ocho años, murió también de gripe, y anteriormente, el 8 de diciembre, se informó de la muerte de Jakelin Caal Maquin, una niña de 7 años en custodia de la Patrulla Fronteriza, quien murió a causa de una infección bacterial.

Militares ayudarán a levantar albergues para detenidos en la frontera

Este miércoles, el vocero del Pentágono mayor Chris Miller informó que el secretario interino de Defensa aprobó un pedido de asistencia del Departamento de Seguridad Nacional para que fuerzas militares asistan en la construcción de instalaciones temporales para albergar a un mínimo de 7.500 inmigrantes adultos, hombres y mujeres, que han sido procesados por la Patrulla Fronteriza y entregados a la custodia de la fuerza policial de inmigración para remoción del país.

El comunicado del portavoz militar dice que la decisión se toma para ayudar al DHS a hacer frente a la crisis humanitaria y de seguridad en la frontera Sur.

El Departamento de Defensa prestará tiendas de campaña al DHS y las levantará en terrenos determinados por el DHS, también evaluará sitios en las próximas semanas para determinar el alcance, costo y tiempo de construcción de estas instalaciones temporales para albergar migrantes, en Tucson y Yuma en Arizona;  y en Tornillo, Donna, Laredo y Del Río, en Texas.

El vocero del Pentágono aclara que el personal militar estadounidense no operará las instalaciones y solo levantará las tiendas de campaña.