People walk towards Brownsville, Texas, U.S., at Matamoros-Brownsville international border bridge, as seen from Matamoros,…
Un grupo de personas camina hacia Brownsville, Texas, EE.UU., en el puente fronterizo internacional Matamoros-Brownsville, visto desde Matamoros, México, el 19 de febrero de 2021.

SAN FRANCISCO, EE.UU. - El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) informó el lunes sobre la inminente apertura de dos nuevos puertos de entrada desde el territorio mexicano, para así aumentar la cobertura del registro de migrantes que esperan lograr asilo y que forman parte del programa de Protocolo de Protección al Migrante (MPP).

La institución, planea comenzar a recibir a los solicitantes a partir de esta semana en el Puente Internacional Gateway de Brownsville, Texas, y en el puesto de entrada Paso del Norte, en El Paso, Texas, según informó la Casa Blanca.

Estos puertos se sumarían al de San Ysidro, California, que ya está habilitado desde el viernes pasado.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados  (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de la ONU, adelantaron que se comenzarán a recibir migrantes por este punto fronterizo el próximo 26 de febrero.

El DHS además detalló en una nota de prensa que está trabajando junto a sus socios “en ambos lados de la frontera” para comenzar el procesamiento de nuevas solicitudes “lo antes posible”.

Asylum seekers wait for news of policy changes at the border, Friday, Feb. 19, 2021, in Tijuana, Mexico. After waiting months…
Con tropiezos técnicos comienza registro de inmigrantes que esperan asilo en México
Los migrantes serán procesados de acuerdo a la fecha de su inscripción al MPP, según ha informado ACNUR y la OIM.

Por el momento, sólo se podrán beneficiar quienes ya hayan sido aprobados, así como debidamente notificados sobre su cita a través del proceso de registro virtual.

Debido a lo anterior, la Casa Blanca advirtió a aquellos que aún no estén en esta fase deben abstenerse de acercarse a los puertos de entrada designados, ya que debido a la pandemia las restricciones de viaje en la frontera siguen vigentes y será expulsado de inmediato.

“La presencia física en un puerto de entrada no es la forma de acceder a este esfuerzo escalonado para reducir el programa MPP”, citó la institución

De acuerdo con el DHS, las personas procesadas a través de este programa también serán “sometidas a pruebas de COVID-19 antes de ingresar a Estados Unidos”.

Actualmente los Departamentos de Estado y Seguridad Nacional están coordinando estrechamente con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., así como con el gobierno mexicano y organizaciones internacionales, para garantizar que el programa cumpla plenamente con las órdenes de salud federales, estatales y locales.