Tropas de la Guardia Nacional de México patrullan la frontera norte del país, vistas desde Sunland Park, Nuevo Mexico, el 31 de enero de 2020. AP.
Tropas de la Guardia Nacional de México patrullan la frontera norte del país, vistas desde Sunland Park, Nuevo Mexico, el 31 de enero de 2020. AP.

Los esfuerzos de la administración Trump para detener el flujo de migrantes a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos han sido "increíblemente exitosos", dijeron esta semana funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés).

El comisionado interino de CBP, Mark Morgan, dijo el martes que la cantidad de migrantes detenidos disminuyó en enero por octavo mes consecutivo.

Autoridades estadounidenses registraron 36.679 acciones de aplicación de la migración en enero, incluidas 29.200 detenciones y 7.479 decisiones de inadmisibilidad.

Los cruces de ciudadanos mexicanos, sin embargo, están en aumento.

"De hecho, los adultos solteros de México han aumentado un 32% desde este momento el año pasado", dijo Morgan, y agregó que los agentes también se encuentran con migrantes de fuera de América del Norte. "El número de encuentros de CBP, por ejemplo, (con) ciudadanos brasileños recientemente alcanzó un máximo histórico de casi 20.000 en el año fiscal 2019".

Las cifras de enero muestran una disminución del 10 por ciento desde diciembre. Los funcionarios fronterizos atribuyeron la baja de los últimos ocho meses a los esfuerzos de la administración Trump para disuadir los cruces fronterizos ilegales.

La analista del Instituto de Políticas de Migración Jessica Bolter no cuestionó el razonamiento de la administración.

"Como dijo CBP, enero representa el octavo mes consecutivo en que las detenciones en la frontera entre Estados Unidos y México han disminuido, y ciertamente no es típico tener ese largo tramo de números en constante disminución", aseguró Bolter. "Creo que definitivamente es justo decir que las políticas disuasorias del DHS ... junto con el aumento de la aplicación de la ley mexicana, han tenido éxito en reducir el flujo migratorio a Estados Unidos desde su punto álgido en mayo de 2019".

Ha habido otros períodos de aprehensiones aún más bajas en la última década, lo que significa que las cifras de enero no son mínimos históricos.

Bolter agregó que si bien los flujos migratorios a Estados Unidos pueden reducirse, no cesarán.

Un juez federal ordenó al gobierno del presidente Donald Trump que restablezca un teléfono directo gratuito que permite a los migrantes detenidos informar sus preocupaciones sobre las condiciones de su custodia.
Restaurarán línea directa para ayudar a migrantes detenidos
Restaurarán línea directa para ayudar a migrantes detenidos

Protocolos de protección de migrantes

La reducción en las acciones de cumplimiento fronterizo coincide con el envío de 55.000 solicitantes de asilo, incluidas las familias, a México de enero a octubre de 2019 para esperar las fechas de los tribunales de inmigración de EE.UU. bajo el programa Protocolos de Protección al Migrante, también conocido como Permanecer en México.

"Quiero dejar en claro que el MPP ha sido un programa muy exitoso", explicó Morgan. "Ha sido un programa exitoso en múltiples frentes. Uno, realmente mostró y facilitó la capacidad de México y Estados Unidos para trabajar juntos".

Los críticos dicen que MPP disuade a las personas con solicitudes de asilo legítimas de buscar protección en Estados Unidos.

Human Rights First afirma que los migrantes han enfrentado enfermedades y malas condiciones en campamentos improvisados debido al MPP. Señalan que los migrantes han sido secuestrados, torturados y agredidos sexualmente por carteles que operan a lo largo de la frontera entre EE.UU. y México.

"Estando en el terreno en Matamoros, era inquietante ver la complacencia y la normalización de la violencia y la inseguridad desenfrenada, particularmente debido a la cero responsabilidad o propiedad de cualquier agencia de seguridad o gubernamental", dijo Pam Campos-Palma, asesora de Human Rights First, en una declaración.

Los funcionarios estadounidenses sostienen que la expansión de la política de MPP envía un mensaje claro a los migrantes y las caravanas de migrantes que viajan miles de kilómetros para llegar a Estados Unidos.

"Nuestro mensaje es claro, no lo hagas", puntualizó Morgan. "No arriesgues tu vida. No arriesgues la vida de tu familia porque el juego ha cambiado. Sí, hace ocho meses, tu posibilidad de ser permitido en los Estados Unidos era bastante alta ... No vas a ser permitido en Estados Unidos mientras esperas tu proceso de inmigración".

Mark Morgan, comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., durante su comparecencia ante la prensa en la Casa Blanca.

Acuerdos de seguridad fronteriza

La política de EE.UU. también prohíbe a los migrantes solicitar asilo a menos que se les niegue la protección en un país por el que pasaron en ruta a los Estados Unidos. La administración Trump ahora está enviando solicitantes de asilo a las naciones centroamericanas como parte de un acuerdo de seguridad fronteriza firmado con Guatemala, Honduras y El Salvador.

The Associated Press recientemente contabilizó a 13.000 solicitantes de asilo en los puntos de cruce fronterizo en espera de permiso para ingresar a los Estados Unidos.