FILE PHOTO: Medical personnel work inside a field hospital known as an Alternate Care Facility at the state fair ground as…
Personal de salud trabaja en un hospital de campo cerca de Milwaukee, Wisconsin, mientras los casos de COVID-19 en el estado aumentan. Oct. 12 de 2020. Foto: Departamento de Administración de Wisconsin.

Twitter eliminó el domingo un tuit de un importante asesor de salud de la Casa Blanca que minimizaba la eficacia de las máscaras, mientras los casos de COVID-19 en Estados Unidos aumentan antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Al tiempo que la administración Trump se defiende de las acusaciones de que sus mensajes contradictorios sobre el uso de máscaras obstaculizan la lucha contra el coronavirus, el doctor Scott Atlas minimizaba la importancia de las máscaras en Twitter el sábado, con un mensaje en el que decía: "¿Las máscaras funcionan? NO".

Twitter eliminó el tuit el domingo, diciendo que violó su política de información engañosa sobre COVID-19, que apunta a declaraciones que han sido confirmadas como falsas o engañosas por expertos en la materia.

La Casa Blanca no hizo comentarios inmediatos sobre la decisión.

Alerta de contenidos, Twitter
Twitter entra en el debate electoral
Twitter ha decidido asumir un rol de moderador ad portas de las elecciones de Estados Unidos, por muchos calificadas como históricas. Especialistas en análisis de contenido ven las redes sociales como importantes, pero dejan también a la vista su preocupación sobre los parámetros asumidos para este rol. Laura Sepúlveda, corresponsal de la Voz de América en Nueva York, amplía la historia.

Atlas ha minimizado el uso de máscaras, una medida de contención del coronavirus ampliamente respaldada por expertos en salud pero que el presidente Donald Trump no ha promovido con entusiasmo.

El mandatario republicano, busca la reelección el 3 de noviembre contra el candidato presidencial demócrata Joe Biden en medio de una pandemia que ha debilitado la economía y ha matado a más de 217.000 estadounidenses.

Las nuevas infecciones han aumentado rápidamente en Estados Unidos, según un análisis de Reuters, con más de 69,400 reportadas el viernes, frente a las 46,000 de hace un mes. El total de casos en EE. UU. ha superado los 8 millones.

El presidente de EE. UU. Donald Trump asiste a una misa en la Iglesia Internacional en Las Vegas, Nevada. Domingo, 18 de octubre de 2020.

Trump, quien estuvo hospitalizado con la enfermedad durante tres noches a principios de octubre, ha estado cruzando el país en una oleada de campañas de última hora, mientras encuestas de opinión pública muestran que está rezagado. Sus mítines, en lugares cerrados, atraen a miles de seguidores, muchos de los cuales no usan máscaras a pesar de las pautas federales sobre el coronavirus.

En las últimas semanas, aunque los datos muestran lo contrario, el presidente ha dicho repetidamente que el país está "dando la vuelta" en la lucha contra el coronavirus.

El domingo, Trump volvió a atribuir el último aumento en los casos de coronavirus a más un mayor número de pruebas, pero los expertos en salud citan aumentos en las hospitalizaciones y las tasas de casos positivos positivos del virus, que muestran que los casos en realidad están aumentando.

"Estados Unidos muestra más CASOS que otros países, sobre lo que La Falsa Prensa habla a diario, porque TESTEA a un nivel tan alto (y costoso)", escribió en Twitter.

El doctor Scott Gottlieb, ex comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos, (FDA por sus siglas en inglés), dijo que Estados Unidos probablemente esté entrando en la peor fase de la pandemia sin una estrategia nacional.

"Creo que los próximos tres meses van a ser muy desafiantes. Realmente no hay un respaldo contra la propagación que estamos viendo", dijo Gottlieb a "Face the Nation" de CBS el domingo.

Las hospitalizaciones estaban aumentando en 42 estados y no hay ninguna intervención que no sea una vacuna que pueda frustrar la propagación, dijo. La Casa Blanca se ha manifestado en contra de un mandato general sobre el uso de máscaras, y en contra de la realización de pruebas a personas asintomáticas y levemente sintomáticas y quiere que se vuelvan a abrir negocios y escuelas, indicó.

El secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, instó a los estadounidenses a continuar con el distanciamiento social, usando máscaras y lavándose las manos. "Aguanta con nosotros", dijo en "Meet the Press" de NBC, y agregó: "Estamos tan cerca".

Sin embargo, Gottlieb, que forma parte del directorio del fabricante de vacunas Pfizer, dijo que puede que recién hasta febrero o marzo el primer grupo de personas vacunadas esté realmente protegido contra el virus.

"Así que surge la pregunta, '¿cuál es la estrategia?'", Dijo. "Y creo que la estrategia es simplemente soportar la propagación hasta que lleguemos a ese vacío.

Con información de Reuters