El presidente Donald Trump durante un evento por el Día Nacional de Oración en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, el jueves 2 de mayo de 2019.
El presidente Donald Trump durante un evento por el Día Nacional de Oración en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, el jueves 2 de mayo de 2019.

WASHINGTON - El presidente Donald Trump afirmó que no permitirá que asesores de su administración, incluido el exabogado de la Casa Blanca Don McGahn, declaren ante el Congreso, abriendo otro frente en el enfrentamiento entre su administración y los legisladores.

Trump dijo en una entrevista con Fox News: "Han testificado durante muchas horas, todos ellos. Yo diría que ya está".

Los demócratas en Capitolio quieren que McGahn y otros testigos clave en la investigación del fiscal especial Robert Mueller testifiquen, pero el abogado de la Casa Blanca, Emmet Flood, dice que Trump se reserva el derecho de ejercer el privilegio ejecutivo al bloquear su testimonio.

Trump permitió que sus asesores hablaran con Mueller. Él le dijo a Fox News: "He permitido total transparencia. Nunca antes había sucedido así. Ya no deberían estar investigando más. Ya está".

Este jueves, el fiscal general William Barr no se presentó a una audiencia en la Cámara de Representantes sobre el informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa y la campaña de Trump, intensificando una enconada batalla entre los demócratas y el Departamento de Justicia del presidente Donald Trump.

Pelosi: "Eso es un crimen"

​​​​La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que Barr ya le mintió al Congreso en su testimonio el miércoles y lo califica de "crimen".

En una conferencia de prensa el jueves, Pelosi dijo que el testimonio de Barr ante el Congreso suscitó preguntas "extremadamente graves". Ella dijo: "El fiscal general de los Estados Unidos de América no estaba diciendo la verdad al Congreso de los Estados Unidos. Eso es un crimen".

Pelosi no dijo a qué testimonio se refería, pero los demócratas se han basado en el testimonio de Barr del mes pasado, en el que parecía no estar al tanto de las preocupaciones del equipo de Mueller sobre la forma en que había caracterizado su trabajo.

Barr dijo el miércoles que su respuesta no fue engañosa porque había estado en contacto con Mueller, en lugar de con los miembros de su equipo, y que las preocupaciones se referían principalmente al proceso y no al contenido.

Pelosi también dijo que la negativa de la administración a respetar las citaciones del comité de la Cámara de Representantes es "muy, muy seria" y señaló que ignorar las citaciones del Congreso fue uno de los artículos de acusación contra el ex presidente Richard Nixon.

Los demócratas están planteando la posibilidad de declarar en desacato a Barr después de que el departamento tampoco cumpliera el plazo del Comité Judicial de la Cámara de Representantes para proporcionarle una versión completa y no redactada del informe de Mueller y su evidencia subyacente.

El presidente del comité, Jerrold Nadler, dijo que si el fiscal general no le proporciona al comité "la información que exige y el respeto que merece, el momento de responsabilidad del señor Barr llegará pronto".

El secretario de Justicia, William Barr, anunció su decisión un día antes durante audiencia ante comisión del Senado
Secretario de Justicia de EE.UU. no asiste a comparecencia en Senado
Secretario de Justicia de EE.UU. no asiste a comparecencia en Senado

​​​Flood rechaza informe "político"

Entretanto, el abogado de la Casa Blanca, Emmet Flood, expresó su oposición a lo que él llama el informe "político" del fiscal especial Robert Mueller. 

En una carta al fiscal general William Barr, Flood dice que el presidente Donald Trump protegerá el privilegio ejecutivo ante las consultas del Congreso.

Flood dice que los comentarios de Mueller de que el presidente no puede ser exonerado por la obstrucción de la justicia "no pertenecen a nuestro vocabulario de justicia penal", y dice que Mueller y su personal "no cumplieron con su deber de actuar como fiscales y solo como fiscales".

La Casa Blanca envió la carta a Barr el mes pasado, un día después de que el informe de Mueller se diera a conocer públicamente. Su existencia fue reportada por primera vez por CNN.

Flood agrega que, aunque Trump permitió que su equipo fuera entrevistado por el equipo de Mueller, no renunció al privilegio ejecutivo y se reserva la capacidad de instruir a sus asistentes para que se nieguen a declarar en las investigaciones del Congreso.

Sanders condena acusaciones contra fiscal general

​​​​La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dice que es "patético" que los demócratas intentaran que abogados de legisladores interrogaran al fiscal general William Barr. 

Sanders dijo a los periodistas en la Casa Blanca después de su aparición en Fox News que la decisión marca "un momento bastante patético" para el presidente del comité, Jerry Nadler.

Ella dice que si Nadler no es "capaz de hacerle preguntas al fiscal general, tal vez debería renunciar".

Barr se opuso al formato de la audiencia luego de que los demócratas decidieron permitir que los abogados de los legisladores realicen una ronda de interrogatorios una vez que los legisladores hayan terminado.

Los legisladores se enfrentaron a una silla vacía el jueves por la mañana, un día después de que Barr testificara ante un panel del Senado liderado por el Partido Republicano

La audiencia del Poder Judicial de la Cámara de Representantes con una silla vacía para el fiscal general William Barr duró menos de 30 minutos, pero el panel dice que continuará su investigación.