El presidente de EE.UU. Donald Trump, habla sobre el programa Medicare de ayuda médica para los estadounidenses de tercera edad y personas discapacitadas, en el Sharon L.Morse Performing Arts Center, en Florida. Oct. 3, 2019. AP/John Raoux.
El presidente de EE.UU. Donald Trump, habla sobre el programa Medicare de ayuda médica para los estadounidenses de tercera edad y personas discapacitadas, en el Sharon L.Morse Performing Arts Center, en Florida. Oct. 3, 2019. AP/John Raoux.

WASHINGTON - El presidente Donald Trump apuntó a CNN en un discurso el jueves, sugiriendo comenzar "nuestra propia red" para contrarrestar el alcance global del gigante de los medios y sus noticias "falsas".

Trump también habló de la Voz de América y Radio Free Europe en tiempo pasado, a pesar de que las dos entidades financiadas por el gobierno de EE.UU. transmiten a una audiencia global estimada de 275 millones de personas cada semana.

Mientras se quejaba de CNN, un blanco frecuente de la ira del presidente, Trump dijo a una audiencia en el centro de Florida: "Solíamos tener ... Radio Free Europe y Voice of America, e hicimos eso para construir nuestro país, y eso no está funcionando demasiado bien".

"Y deberíamos comenzar nuestra propia red y publicar algunas noticias reales porque ellos [CNN] son ​​muy malos", agregó. "Son tan malos para nuestro país".

No está claro por qué el presidente habló sobre las dos organizaciones de noticias en tiempo pasado. Los corresponsales de la VOA ​en Casa Blanca habitualmente le hacen preguntas al presidente sobre la política exterior de Estados Unidos.

Horas antes de las declaraciones de Trump, un corresponsal de la Casa Blanca de VOA Noticias le preguntó sobre la posibilidad de regresar a las conversaciones de paz con los talibanes.

Trump ha participado en dos entrevistas de la VOA en cámara, y los funcionarios de la Casa Blanca ofrecen habitualmente comentarios y antecedentes para las historias de la Voz de América.

"VOA siempre ha estado, y todavía está, orgullosa de su misión de proporcionar noticias e información objetivas y creíbles a países de todo el mundo que no tienen otro acceso, y contar la historia de Estados Unidos en el extranjero", dijo la directora de la VOA, Amanda Bennett, en un comunicado, el jueves.

VOA ha preguntado a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, y a los diputados de su oficina por una opinión sobre los comentarios del presidente, pero no ha habido una respuesta inmediata.

Nominado USAGM

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado está considerando a la persona elegida por Trump para administrar la Agencia de los Estados Unidos para los Medios Globales (USAGM), que supervisa todas las organizaciones de noticias financiadas por el gobierno, incluidas la VOA y Radio Free Europe.

Michael Pack, un productor de documentales que dirigió el conservador Instituto Claremont, con sede en California, y que trabajó para la Corporación sin fines de lucro de Estados Unidos para la transmisión pública, fue nominado por Trump para dirigir USAGM hace 16 meses. Si el Senado lo confirma, Pack sucedería a John Lansing, quien fue nombrado por el expresidente Barack Obama en 2015.

Lansing dejó la agencia recientemente para convertirse en presidente y director ejecutivo de National Public Radio, una organización de radio y medios públicos independiente y sin fines de lucro.

Pack testificó el 19 de septiembre que, como director ejecutivo de USAGM, valoraría mejorar la eficacia operativa y la moral de los empleados, y evitar que otros escándalos éticos perjudiquen la credibilidad de la organización.

"Toda la agencia se basa en la creencia de que los reporteros son independientes, que ninguna influencia política les está diciendo cómo informar las noticias y qué decir", declaró Pack. "Sin esa confianza, creo, la agencia está completamente debilitada".

La Voz de América comenzó a transmitir en 1942 para combatir la propaganda nazi con noticias e información precisas e imparciales. La VOA es la emisora ​​internacional más grande de EE.UU. y ofrece noticias e información en más de 40 idiomas a una audiencia semanal estimada de más de 275 millones de personas. Radio Free Europe se estableció al comienzo de la Guerra Fría para transmitir noticias sin censura al público detrás del Telón de Acero.