U.S. President Trump visits American Red Cross National Headquarters in Washington
El presidente Donald Trump durante la mesa redonda celebrada en la sede de la Cruz Roja, en Washington D.C., el jueves 30 de julio de 2020.

WASHINGTON D.C. - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rogó este jueves a los estadounidenses que han superado la COVID-19 que "por favor" donen su sangre "cuanto antes" para ayudar a tratar a aquellos que aún se encuentran enfermos.

"Si has tenido el virus y donas, sería magnífico. Realmente necesitamos donaciones de plasma (...). Ofrézcanse de voluntarios para donar plasma cuanto antes, por favor", pidió Trump durante una mesa redonda celebrada en la sede de la Cruz Roja de EE.UU., en Washington D.C.

El mandatario señaló que su administración está trabajando en colaboración con " laboratorios comerciales, aseguradoras y profesionales sanitarios" para aumentar las reservas de plasma, algo que se antoja imprescindible ante el notable aumento de la demanda, que se ha duplicado en apenas un mes, según datos de la Cruz Roja.

"En estos momentos la demanda de plasma de convalecientes excede nuestra recolección, por lo que realmente necesitamos que la gente dé un paso al frente y done", reconoció la directora ejecutiva de la Cruz Roja en EE.UU., Gail McGovern, presente en el acto.

De acuerdo con datos oficiales, unos dos millones de estadounidenses se han recuperado ya de la COVID-19 en el país. Se calcula que unos 50.000 pacientes han sido ya tratados con plasma de convalecientes.

CR Suero Equino Costa Rica
Universidad de Costa Rica crea exitoso suero que inhibe el coronavirus
Los sueros pasaron con éxito las pruebas realizadas en la Universidad George Mason de Estados Unidos. Un grupo de expertos en medicina de la UCR está preparando el protocolo que se utilizará para el uso clínico del nuevo fármaco.

"Estoy admirada con los convalecientes que donan plasma. Se enfrentaron a la enfermedad, lograron salir al otro lado del túnel, tienen valiosos anticuerpos y los hospitales están transfundiendo su sangre a pacientes que están luchando duramente con la enfermedad. Es un testimonio de la generosidad del pueblo estadounidense", agregó McGovern.

De acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins, en EE.UU., 4.464.906 personas han sido contagiadas y 151.496 han fallecido debido al nuevo coronavirus. Solo el miércoles se registraron más de 1.400 óbitos en todo el país, lo que supone un nuevo récord.

Por este motivo, no es de extrañar que Trump, con un tono sobrio poco habitual, exhortara a la población a usar mascarilla, lavarse las manos con frecuencia y a mantener las distancias. "Tienen que evitar lugares concurridos", imploró el mandatario.

"Juntos derrotaremos al virus, derrotaremos al enemigo invisible", concluyó.