President Donald Trump speaks about the coronavirus during a press briefing in the Rose Garden of the White House, Monday, May…
El presidente Donald Trump se dirige a los medios durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca.

WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el lunes que se están realizando "unos 300.000 test al día" en el país y anunció que su administración destinará 1.000 millones de dólares para incrementar la capacidad de realizar pruebas diagnósticas para enfrentar la pandemia.

"Hace tres semanas estábamos haciendo unas 150.000 pruebas diarias, ahora estamos realizando aproximadamente unos 300.000 test al día; un incremento del 100%", dijo Trump durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca.

Asimismo, el mandatario desveló que el Ejecutivo ha aprobado conceder "1.000 millones de dólares a estados, territorios y tribus" para fortalecer el sistema de testeo en todo el país. En un comunicado divulgado horas antes por el Gobierno, se señalaba que esta cifra sería de 11.000 millones de dólares. Por el momento la Casa Blanca no ha aclarado si se trató de una errata o de un error del presidente.

"Esta gran inversión garantizará que EE.UU. continúa realizando más pruebas que ningún otro país en el mundo, de lejos", afirmó.

Estados Unidos registra más de 1,3 millones de casos confirmados y ha sufrido 79.935 muertes debido a la COVID-19, según los últimos datos de la universidad Johns Hopkins.

"Si la gente quiere hacerse la prueba, puede hacérsela, pero la mayoría no deberían querer hacérsela", aseguró el presidente de este país que cuenta con más de 328 millones de habitantes.

La comparecencia del mandatario se produce después de que la semana pasada saliera a la luz que tanto uno de sus asistentes personales como una asesora del equipo del vicepresidente Mike Pence han dado positivo por la COVID-19.

El negativo de Pence

En este sentido, Trump adelantó que Pence se ha sometido al test y que, al igual que las demás personas que estuvieron en contacto con las dos personas contagiadas, ha dado negativo.

"Sólo sé que la gente que les vio fueron testados, los resultados fueron negativos y se están sometiendo a una cuarentena de todas maneras", declaró.

La situación, ciertamente, ha llevado a diversos miembros del equipo designado por la Casa Blanca para gestionar la pandemia a anunciar que permanecerán en cuarentena. Hoy, además, se pudo ver por primera vez a periodistas y a diversos miembros del gobierno emplear mascarillas mientras estaban en la residencia presidencial.

"No creo que el sistema haya fallado en absoluto (...). Es algo que puede pasar, recordad, es el enemigo oculto", sostuvo Trump, quien explicó además que todos aquellos que entran en la Sala Oval se someten a la prueba diagnóstica y que, por lo tanto, no siente "ningún tipo de vulnerabilidad" frente a un posible contagio.

Asimismo, Trump informó que ha requerido que todos aquellos que se reúnan con él deberán llevar mascarillas.

Al ser preguntado sobre si el país está preparado para reactivar su economía, teniendo en cuenta que ni siquiera la Casa Blanca ha conseguido aislarse del nuevo coronavirus, Trump señaló que esa es una decisión que recae en las manos de los gobernadores de cada estado.

No obstante, agregó: "Parece que algunos estados demócratas no están haciendo ningún esfuerzo por volver al trabajo y eso es algo que la gente no va a aceptar".