U.S. President Trump holds a COVID-19 pandemic briefing at the White House in Washington
El presidente Donald Trump durante la rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca el miércoles, 4 de agosto de 2020.

WASHINGTON D.C. - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo este miércoles que la pandemia del coronavirus "está desapareciendo" y aseguró que al igual que todo, en última instancia, "desaparecerá".

"Está desapareciendo. Desaparecerá, como las cosas desaparecen. No me cabe duda", declaró el mandatario durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca.

Según datos de la universidad Johns Hopkins, Estados Unidos ha registrado por el momento 4.811.128 casos confirmados y 157.690 muertes por la COVID-19. 

El presidente anunció que su Gobierno adoptará una estrategia "agresiva y a medida" que facilitará a los estados "proteger a los más vulnerables, al tiempo que permite al resto volver al trabajo y a las escuelas".  

Trump volvió a enumerar los daños colaterales causados por la pandemia, como el incremento de las tasas de suicidio y de abuso de sustancias. "Ha sido una situación muy dura y dañina para aquellos que han permanecido encerrados durante demasiado tiempo", esgrimió.

En este sentido, el presidente volvió a insistir en su deseo de que las escuelas reabran cuanto antes, algo a lo que, según dijo, se opone la oposición por intereses políticos.

"Me gustaría ver a las escuelas abrir. Creo que la mayoría de escuelas abrirán [en otoño]. Las zonas republicanas quieren verlas abiertas y los demócratas quieren mantenerlas cerradas, posiblemente, hasta después de las elecciones del 3 de noviembre porque creen que es bueno políticamente para ellos", sostuvo.

Trump volvió a argumentar que tal medida no supondría un riesgo para los niños puesto que son "muy fuertes" y su sistema inmune es capaz de hacerle frente al nuevo coronavirus.

"Me refiero a ponerse muy enfermo. Si miras a los niños, son capaces de superarlo muy fácilmente. Es algo asombroso (...). Por la razón que sea, el virus chino lo aguantan muy bien. Pueden cogerlo, pero si lo hacen apenas les impacta", sostuvo el mandatario.

White House Press Secretary McEnany holds a press briefing at the White House in Washington, U.S.
Casa Blanca: Las escuelas deben abrir aunque los niños puedan transmitir la COVID-19
Las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) apoyan la reapertura de colegios en comunidades donde no existe un alto índice de transmisión del virus.

Esta observación, no obstante, contradice a numerosos expertos sanitarios, incluido el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y miembro del equipo designado por la Casa Blanca para gestionar la pandemia, quien hace un par de meses ya advirtió de que aún no se sabe lo suficiente como para concluir que los más pequeños son inmunes a la COVID-19.

"Creo que es mejor que seamos cuidadosos y no nos aventuremos a pensar que los niños son completamente inmunes a efectos dañinos", argumentó el galeno durante una audiencia en el Senado que trataba, precisamente, sobre la posible reapertura de los centros escolares.

Facebook reacciona

No es la primera vez en que el presidente Trump afirma, sin aportar pruebas, que los niños apenas corren peligro en la actual crisis sanitaria. Este mismo miércoles a primera hora de la mañana, en una entrevista concedida a la cadena Fox, el mandatario declaró que los más pequeños son "casi inmunes" al nuevo coronavirus, sin entrar a valorar siquiera el riesgo de contagio que también representan para sus seres queridos.

Después de que se emitiera la entrevista, el presidente compartió ese segmento de la misma en su página personal de Facebook. La red social reaccionó poco después eliminando el vídeo de sus plataformas.

"Este vídeo incluye afirmaciones falsas sobre que un grupo de personas es inmune a la COVID-19, lo que supone una violación de nuestras políticas respecto a desinformación dañina sobre la covid", justificó en un comunicado Andy Stone, portavoz de la compañía.