U.S. President Donald Trump attends a news conference in the Rose Garden at the White House in Washington
Tras ofrecer una rueda de prensa en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca, el presidente Trump se despide de los asistentes al evento. Julio 14 de 2020.

WASHINGTON, D.C. - El presidente Donald Trump quiso distanciarse este martes de su virtual oponente en las elecciones del mes de noviembre, el demócrata Joe Biden, asegurando que "nunca" hubo dos candidatos al cargo "más diferentes".

"Quieren derribar el muro, quieren fronteras abiertas... pensad en las fronteras abiertas en estos días, con la pandemia. Así que nunca ha habido dos candidatos más diferentes", señaló Trump durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca, en la que el mandatario anunció la firma de una ley para exigir responsabilidades a China por su injerencia en Hong Kong.

Tras anunciar esta nueva legislación, el mandatario divagó durante casi una hora sobre su rival en la urnas, quien le saca nueve puntos porcentuales de ventaja en las encuestas de intención de voto, 49.3% para Biden frente a un 40.3% para el actual presidente, según la media de sondeos de la página especializada Real Clear Politics.

A pesar de estos números, Trump negó que se vea ya derrotado ya que, según dijo, cuenta con sondeos fiables, "auténticos sondeos", y refirió los miles de carteles en favor de su candidatura que se pueden ver junto a las carreteras o el apoyo que recibe por parte de la comunidad de motociclistas para ejemplificar su popularidad.

"Creo que el entusiasmo ahora es mayor -puede que mucho mayor- de lo que era en 2016. Creo que mucha gente no quiere hablar de ello, no van a venir a decir «apoyo a Trump, voto por Trump»; no quieren pasar por ese proceso y lo entiendo plenamente puesto que el proceso no es justo", consideró.

El mandatario, no obstante, no hizo referencia a los distintos grupos surgidos dentro del seno del Partido Republicano que están pidiendo el voto en favor de Biden al considerar que Trump no está a la altura del cargo.

Democratic U.S. presidential candidate and former Vice President Joe Biden pulls off his protective face mask to speak during a…
Surgen grupos dentro del Partido Republicano que apoyan a Joe Biden
Un grupo de exfuncionarios de la administración de George W. Bush, que incluye a la extesorera Rosario Marín, creó un comité de acción política que apoya la candidatura del demócrata Joe Biden para presidente.

"He visto campañas en que competían exactamente las mismas plataformas. Ni siquiera hablo de lo esencial: demócrata o republicano. No hay tanta diferencia, hay alguna, pero no mucha. Eliges a uno porque te gusta su aspecto, cómo suena, la manera en que habla. Ya sabes, te gusta uno y no el otro", justificó el mandatario.

Diferencias en política migratoria

El presidente criticó especialmente las propuestas de su contrincante en política migratoria y social.

"Abolir las detenciones migratorias, vienes aquí ilegalmente y ya no se te detiene. Parar todas las deportaciones, así que si cogemos a un pandillero de MS-13, que los hemos sacado de nuestro país a miles y enviado de vuelta a Honduras, Guatemala, El Salvador, ya no podremos hacerlo", sostuvo.

Biden aboga por poner fin a algunas de las medidas adoptadas recientemente por la administración Trump, como la de exigir a los migrantes que aguarden en México a que se procese su caso o el "acuerdo de tercer país seguro" por el que se negará asilo a aquellos migrantes que hayan pasado por otras naciones antes de llegar a territorio estadounidense.

"Nos quedaremos con toda esa gente, muchos de los cuales están en la cárcel, por violación, asesinato y otras muchas cosas", dijo Trump, en lo que supuso una vuelta a su discurso de campaña de 2015, después de que la semana pasada asegurara que los miembros de la comunidad hispana en Estados Unidos "son patriotas que trabajan duro, que ayudan a la policía a proteger nuestras comunidades y creen firmemente en el Estado de derecho".

Por último, Trump hizo referencia al proyecto de ley migratorio en el que está trabajando su administración, el cual, según explicó, se basará en criterios de mérito y aseguró, además, que ofrecerá una solución "muy republicana" a los soñadores, que es como se conoce a los cerca de 650.000 jóvenes que llegaron al país ilegalmente siendo niños y que están protegidos por el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).