El presidente Donald Trump dijo en Davos, Suiza, que las heridas sufridas por 11 soldados en el ataque iraní a bases en Irak, no son tan serias como otras que él ha visto. Foto REUTERS
El presidente Donald Trump dijo en Davos, Suiza, que las heridas sufridas por 11 soldados en el ataque iraní a bases en Irak, no son tan serias como otras que él ha visto. Foto REUTERS

El presidente de Estados Unidos dijo el miércoles que no considera serias las lesiones sufridas por 11 soldados estadounidenses en el más reciente ataque iraní a bases militares en Irak, mientras las fuerzas armadas norteamericanas evacúan a más tropas por temor a posibles lesiones.

En una declaración el miércoles, el Comando Central estadounidense dijo que más tropas han sido evacuadas de Irak a Alemania para recibir evaluaciones médicas tras el ataque con misiles iraníes el pasado 8 de enero. El ataque iraní fue dirigido a la base militar donde estaban albergados soldados estadounidenses e iraquíes. El Comando Central agregó que más lesiones podrían ser reportadas en el futuro, sin dar más detalles.

Un funcionario estadounidense dijo bajo condición de anonimato que cerca de una docena de soldados estaban siendo trasladados a Alemania.

Trump y otros altos oficiales dijeron inicialmente que el ataque de Irán no había herido a ningún soldado estadounidense, pero el Pentágono rectificó esa información el jueves diciendo que 11 personas habían sido tratadas por golpes en la cabeza luego del ataque a la base aérea de Ain al-Asad, en el oeste iraquí.

El presidente Trump rehusó explicar el miércoles la discrepancia.

 “Escuché que tenían dolores de cabeza y un par de síntomas más, pero diría y puedo reportar de que no se trata de nada muy serio”, dijo Trump en una conferencia de prensa en Davos, Suiza, donde participa en una cumbre económica.

Al preguntársele si considera serio un trauma cerebral, Trump respondió: “A mí me lo dijeron varios días después. Deberías preguntárselo al Departamento de Defensa”.

Oficiales del Pentágono han asegurado que no ha habido ningún esfuerzo por minimizar o retrasar información sobre lesiones serias, pero su manejo de los afectados en el ataque de Irán, ha despertado nuevamente cuestionamientos sobre cómo manejan las lesiones cerebrales.

Aunque las fuerzas armadas de EE.UU. tienen que reportar inmediatamente incidentes que amenacen la vida, extremidades o la vista, no tiene un requerimiento urgente con las posibles lesiones cerebrales, las cuales pueden tomar tiempo en manifestarse y ser diagnosticadas.

Según información del Pentágono, unos 408,000 soldados han sido diagnosticados con lesiones cerebrales desde el año 2000. Varios grupos médicos han intentado durante años aumentar la concientización sobre la seriedad de las lesiones cerebrales, incluyendo golpes severos.

 “Yo no las considero lesiones serias en relación a otras lesiones que he visto”, dijo Trump. “He visto gente sin brazos, ni piernas”.

En Washington, un funcionario militar de alto rango dijo que las tropas evacuadas de Irak habían sido alrededor de “una docena”.

El mayor general de las Fuerza Aérea, Alex Grynkewich, subcomandante de las fuerzas aliadas que luchan contra ISIS en Irak y Siria, dijo que aunque algunas operaciones se han reactivado en Irak, han sido de menor escala.