El presidente Donald Trump muestra una lista de los logros de su administración, en el Carmel Country Club en Charlotte, Carolina del Norte.
El presidente Donald Trump criticó al líder del sindicato AFL-CIO, Richard Trumka en el Día del Trabajo, el 3 de septiembre del 2018.

El presidente Donald Trump comenzó su Día del Trabajo con un ataque contra un importante líder sindical, arremetiendo contra las críticas del presidente de la AFL-CIO, Richard Trumka.

Trump tuiteó el lunes que Trumka "representó pobremente a su sindicato en la televisión este fin de semana". Agregó que "es fácil ver por qué los sindicatos lo están haciendo tan mal ¡Un demócrata!”

​​El ataque del presidente se produjo después de que Trumka apareciera en "Fox News Sunday" durante el fin de semana, donde dijo que los esfuerzos por reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte deberían incluir a Canadá.

Trumka, cuya organización agrupa la mayoría de los sindicatos, dijo que las economías de Estados Unidos, Canadá y México están "integradas" y que "es bastante difícil ver cómo funcionaría eso sin tener a Canadá en el acuerdo".

Trump dijo el sábado en Twitter que no había "ninguna necesidad política" para mantener a Canadá en el TLCAN.

​​Sin embargo, no hay certeza de que Trump pueda excluir unilateralmente a Canadá para reemplazar el acuerdo de tres naciones del TLCAN, sin la aprobación del Congreso. Cualquier movimiento de ese tipo probablemente enfrentaría largos desafíos en el legislativo.

Las negociaciones de la administración Trump para mantener a Canadá en el bloque comercial reinventado se reanudarán esta semana mientras Washington y Ottawa tratan de salir de un punto muerto sobre temas como el mercado lácteo de Canadá y los esfuerzos de EE. UU. para proteger a las compañías farmacéuticas de la competencia de los genéricos.

Trump quiere finalizar un acuerdo comercial antes del 1 de diciembre.

Trumka también dijo de Trump: "las cosas que ha hecho para dañar a los trabajadores superan lo que ha hecho para ayudar a los trabajadores", argumentando que Trump no ha presentado un programa de infraestructura y ha anulado las regulaciones que "nos perjudicarán en lo laboral".

Cuando se le preguntó acerca de la baja tasa de desempleo y el crecimiento económico, Trumka dijo que "esos son buenos [indicadores], pero los salarios han bajado desde el primero del año". Los precios de la gasolina han subido desde el primero del año. Entonces, en general, a los trabajadores no les está yendo tan bien".

El lunes, Trump promocionó la economía y dijo: "Nuestro país está mejor que nunca con el desempleo en mínimos históricos". Y agregó: "El trabajador en Estados Unidos está mejor que nunca ¡Celebra el Día del Trabajo!“.

La tasa de desempleo del 3,9 por ciento no está en el mejor punto de todos los tiempos: está cerca de la más baja en 18 años.