U.S. President Trump hosts Rose Garden event on treating diabetes at the White House during coronavirus disease (COVID-19) outbreak in Washington
El presidente Donald Trump participa en un evento en favor de la tercera edad celebrado en la Casa Blanca, el 26 de mayo.

WASHINGTON - El presidente Donald Trump consideró este martes que su administración ha realizado un "gran trabajo" frente a la pandemia, a pesar de que Estados Unidos encabeza la lista de muertos por COVID-19 con casi 100.000 fallecidos.

El mandatario realizó estas declaraciones durante un acto oficial en favor de la tercera edad, celebrado en la Casa Blanca y que también contó con la presencia del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, quien coordina las labores del equipo de trabajo designado por el Ejecutivo para gestionar la pandemia.

“Estamos orgullosos del equipo de trabajo y de Mike. ¡Gran trabajo!", dijo Trump.

El presidente, que ha sido blanco de numerosas críticas por su reacción inicial al brote, insistió en que su decisión de restringir los vuelos procedentes de China en febrero salvó decenas de miles de vidas.

“Si no hubiéramos actuado rápida e inteligentemente, podríamos haber tenido –en mi opinión y en la de otros- entre 10 y 20 veces el número de muertos", declaró Trump, en referencia a las primeras estimaciones manejadas por la administración que apuntaban que, en caso de no aplicarse medidas de contención, EE.UU. podría registrar unas 220.000 muertes por COVID-19.

Según los últimos datos divulgados por la universidad Johns Hopkins, EE.UU. acapara, con 98.717 fallecidos, aproximadamente un tercio de las muertes por coronavirus a nivel global. En total, se han registrado 1.675.532 casos en todo el país.

U.S. President Donald Trump listens as White House coronavirus coordinator Dr Deborah Birx, a member of the coronavirus disease…
EE.UU. comienza a reabrir, pero preocupaciones por el coronavirus siguen siendo altas
Una funcionaria clave del gobierno de Estados Unidos expresó el domingo serias preocupaciones sobre los estadounidenses que no toman en serio la enfermedad altamente contagiosa a medida que el país comienza a reabrir su vida comercial y recreativa.

A pesar de estas cifras, el Gobierno aboga por suavizar las restricciones con el objetivo de poder reactivar la economía estadounidense. Fruto de esta política, todos los estados del país han comenzado a suspender algunas de las medidas para evitar la propagación del virus, lo que llevó a miles de ciudadanos a reunirse a lo largo de todo el país este pasado fin de semana, una situación que hizo sonar todas las alarmas por las flagrantes violaciones de las normas de distanciamiento social en muchos casos.

"Siempre mantente a salvo. Tienes que mantenerte a salvo, estamos reabriendo, pero debes mantenerte a salvo", dijo hoy Trump.