President Donald Trump arrives on stage to speak at a campaign rally at the BOK Center, Saturday, June 20, 2020, in Tulsa, Okla…
El presidente Donald Trump accede al BOK Center, en Tusla, Oklahoma, el pasado sábado, 20 de junio de 2020.

WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, vaticinó este lunes que las próximas elecciones presidenciales, que tendrán lugar en el mes de noviembre, serán las "más amañadas" de la historia del país, debido a las papeletas por correo.

"Debido al voto por correo, las de 2020 serán las elecciones más amañadas de la historia de nuestra nación, a no ser que se ponga fin a esta estupidez", advirtió el mandatario en un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter.

Trump argumentó que los estadounidenses pudieron votar in situ "sin problemas" durante las dos grandes guerras y lamentó que "ahora" se esté recurriendo a la pandemia "para hacer trampas" con el voto por correo.

"Elecciones de 2020 amañadas: Millones de papeletas por correo serán impresas por países extranjeros y otros. Será el escándalo de nuestro tiempo", zanjó en un segundo tuit, sin detallar ni qué "países" podrían tomar parte en tal campaña ni a quién se refiere al mencionar a "otros".

Desde hace semanas el mandatario viene insistiendo en que enviar las papeletas por correo dan pie a que se pueda manipular los votos. Sin embargo, no existe ningún informe oficial que respalde esta sospecha

El presidente Trump insistió el viernes 3 de abril en la necesidad de que cada estadounidense guarde las medidas estipuladas para prevenir la COVID-19.
Pese a la pandemia, Trump descarta votar por correo en las presidenciales
El presidente Trump descartó hoy que los estadounidenses puedan votar por correo en noviembre para evitar las aglomeraciones propias de una jornada electoral, pero sí recomendó seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias para evitar el riesgo de contagio.

Debido a la pandemia, numerosos legisladores, principalmente de la oposición, han abogado por facilitar el acceso al voto por correo, para así evitar aglomeraciones de gente en las urnas, el próximo 2 de noviembre.

Los demócratas temen que el miedo al contagio podría incentivar a muchos estadounidenses a no ejercer su derecho al voto, lo que podría perjudicar sus intereses, conscientes de que el presidente cuenta con una base sólida de seguidores que difícilmente podrían renunciar a participar en los comicios.

Cada estado tiene la capacidad de regular su modelo de sufragio, sin que el Gobierno federal tenga jurisdicción alguna sobre ello. Por el momento, varios estados, gobernados tanto por republicanos como por demócratas, ya han expresado su deseo de facilitar el acceso al voto por correo.

Un posible amaño de las elecciones presidenciales se ha convertido en una de las grandes preocupaciones de las autoridades, especialmente, después de que en las últimos comicios, los de 2016, fueran objeto de una campaña de injerencia por parte de diversos actores extranjeros, principalmente Rusia, según han denunciado en reiteradas ocasiones los servicios de inteligencia estadounidenses.

Sin embargo, esta injerencia se produjo principalmente a través de los redes sociales y se limitó, por lo general, ha fomentar campañas de desinformación para sembrar dudas entre los electores. En las últimas elecciones legislativas, en noviembre de 2018, sí se registraron denuncias de intentos de manipulación de votos, pero a través del acceso informático a las máquinas de conteo de papeletas.