Trump explicó que aún no las han presentado porque ha estado ocupado, pero que ya las terminó.
Trump explicó que aún no las han presentado porque ha estado ocupado, pero que ya las terminó.

El presidente Donald Trump se refirió el viernes a las preguntas enviadas por el fiscal especial, Robert Mueller, sobre la interferencia rusa y rechazó la investigación sobre la supuesta confabulación de su equipo de campaña con Rusia en las elecciones de 2016. 

El mandatario estadounidense agregó que él mismo había respondido las preguntas y que no eran "preguntas difíciles" y explicó que aún no las han presentado porque ha estado ocupado, pero que ya las terminó.

"Mis abogados no están trabajando con eso. Yo estoy trabajando en eso. Mis abogados no escriben las respuestas. Yo escribo las respuestas. Recibí una serie de preguntas, que respondí muy fácilmente (...) Uno tiene que ser cuidadoso cuando responde preguntas de personas que tienen malas intenciones. Pero las preguntas fueron respondidas por mi", afirmó el presidente.

"Uno necesita a los abogados para que las presenten, quizá para que repasen alguna pregunta, pero no para hacer las respuestas", aseguró.

En un encuentro con periodistas en la Casa Blanca, Trump aseguró que  "no, no me siento agitado en lo más mínimo. Estoy muy contento con la Casa Blanca y el país en general ... Estoy muy feliz con casi todo mi gabinete y se hacen cambios porque siempre se necesitan cambios (...) La verdad estoy muy entusiasmado por como va el país". 

El jueves, el presidente volvió a criticar a Mueller y su equipo de trabajo a través de Twitter, asegurando que estarían "volviéndose locos" porque no han conseguido pruebas. Aseguró que estará llamando y mencionando personas en público, "tratándolas horriblemente", para obtener las respuesta que ellos quieren.

​​

​​

Al ser cuestionado sobre la investigación del fiscal, Trump aseguró que "nunca debió haber habido una investigación de Mueller. No hubo nada de confabulación. No tuvo que haber empezado. Están gastando millones de dólares en esta supuesta investigación. No es una investigación sobre mí, pero la verdad me tomo todo personalmente. Esta cacería de brujas, como yo la llamo, no debió haber ocurrido. Sigue adelante. Por lo que oigo debe estar llegando al final. Y estaremos muy bien porque no hubo confabulación".

A inicios de esta semana ya habían surgido reportes de que el presidente y su equipo de abogados ya habían acordado y estarían preparando para entregar por escrito las respuestas de las preguntas del fiscal especial Mueller sobre la investigación.