El juez Brett Kavanaugh testifica durante el segundo día de su audiencia de confirmación del Comité Judicial del Senado de los EE. UU. Foto de archivo tomada el 5 de septiembre de 2018.
El juez Brett Kavanaugh testifica durante el segundo día de su audiencia de confirmación del Comité Judicial del Senado de los EE. UU. Foto de archivo tomada el 5 de septiembre de 2018.

El presidente del Comité Judicial del Senado, Chuck Grassley, canceló la votación sobre Brett Kavanaugh, prevista para el jueves, y dijo que el candidato a la Corte Suprema y la mujer que lo acusa de abuso sexual, la profesora universitaria de California Christine Blasey Ford, deben testificar el próximo lunes.

Grassley dijo que el comité sostendría una audiencia pública. "Como dije antes, cualquiera que se presente como lo hizo Ford, merece ser escuchado. Mi personal se comunicó para escucharla y tuvieron una llamada de seguimiento con el Juez Kavanaugh esta tarde", dijo Grassley el lunes.

La medida retrasaría una votación planificada en el Comité Judicial, el jueves, para adelantar la confirmación de Kavanaugh.

La Voz de América busco poner el tema en contexto consultando a un experto en historia de la política estadounidense sobre los antecedentes que se puedan encontrar en relación a este caso.

El Dr. Robert Macaulay especifica en esta entrevista algunos detalles del caso Hill - Thomas que también llegó ante un Comité del Senado, pero establece las diferencias a tiempo de analizar el caso Cavanaugh - Blasey Ford.

Escuche
Robert Macaulay analiza antecendentes históricos al caso Cavanaugh

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mantuvo firme el lunes por su elección, luego de las acusaciones.

Trump caracterizó el tema como una "pequeña demora" y calificó de "ridícula" la sugerencia de que Kavanaugh pudiera retirar su candidatura.

"El juez Kavanaugh es una de las mejores personas que he conocido", dijo Trump a los periodistas. "Nunca he tenido una pequeña imperfección en su registro".

"Creo que está muy bien encaminado", dijo Trump sobre Kavanaugh.

Kavanaugh negó rotundamente la acusación y dijo que estaba, de acuerdo con la Casa Blanca, listo para testificar "mañana" en su defensa. "Nunca he hecho algo como lo que el acusador describe, ni a ella ni a nadie", dijo en un comunicado.

Debra Katz, abogada de Ford, quien se presentó públicamente el domingo después de tratar de mantener su nombre oculto por más de un mes, había dicho antes que estaba lista para hablar bajo juramento ante el Comité Judicial del Senado.

Eso podría resultar una repetición de la tensa audiencia, en 1991, sobre Clarence Thomas, el juez conservador de la Corte Suprema acusado de acoso sexual reiterado por una exasistente, Anita Hill.

Los republicanos moderados también dijeron que Kavanaugh y Ford deberían ser escuchados.

"Obviamente, si el juez Kavanaugh mintió sobre lo sucedido, eso sería descalificante", dijo la senadora republicana Susan Collins a los periodistas antes del anuncio de Grassley, agregando que le gustaría tener la oportunidad de ver a Ford, la profesor universitario de California que hizo la acusación, en defensa.

Colaboración con la entrevista de Gioconda Tapia Reynolds

Con información de AFP y Reuters.