Antigua oficina de correos y tienda general del que una vez fuera la ajetreada comunidad minera de St. Elmo, Colorado, que ahora es un pueblo fantasma. (Foto cortesía de Geotab).
Antigua oficina de correos y tienda general del que una vez fuera la ajetreada comunidad minera de St. Elmo, Colorado, que ahora es un pueblo fantasma. (Foto cortesía de Geotab).

Pistas sobre el pasado de Estados Unidos se pueden encontrara en sus pueblos fantasmas, que alguna vez fueron ajetreadas comunidades que han sido abandonadas.

Las comunidades desiertas nos muestran cómo la Revolución industrial y las dos guerras mundiales dieron forma a la historia de Estados Unidos, según Geotab, una compañía de telemática (piense en el posicionamiento global y el rastreo de vehículos), que desarrolló un mapa interactivo que muestra más de 3,000 ciudades abandonadas en todo el país.

Las ciudades fantasma a menudo se asocian con el Oeste Salvaje y Texas tiene la mayoría de las ciudades fantasma con 511 comunidades abandonadas. California le sigue con 346, y Kansas con 308.

La mayoría de las ciudades de Texas se establecieron durante la era de la frontera, desde principios hasta mediados del siglo XIX. Las ciudades mineras surgieron alrededor de ricos yacimientos minerales, mientras que los términos favorables del gobierno mexicano —una promesa de 4.000 acres por familia por una pequeña tarifa— atrajeron a los colonos.

"Al final, algunas ciudades de Texas fueron destruidas por desastres naturales y sequías, mientras que otras fracasaron una vez que el sistema ferroviario y de carreteras reformó las rutas de transporte", nos dijo por correo electrónico, Kelly Hall, de Geotab.

Establecido en la década de 1880, el pueblo minero de Berlin, en Nevada, fue prácticamente abandonado para 1910 después que los trabajadores de la mina se declararon en huelga.(Foto, cortesía de Geotab)

​​Las ciudades fundadas alrededor de recursos minerales particulares fueron abandonadas cuando la demanda se secó.

"Una vez que la necesidad disminuyó o los recursos escasearon, causó que la población o toda la ciudad desapareciera", dijo Hall. "Otros fueron superados económicamente por las ciudades vecinas, la Gran Depresión o los asentamientos fronterizos que simplemente se extinguieron".

Fundado en 1862, Bannack fue una vez la capital de Montana. (Cortesía Geotab)

​​Sesenta estructuras aún sobreviven en Bannack, Montana, que fue fundada en 1862. La ciudad floreció cuando miles descendieron en el área con la esperanza de hacer su fortuna en oro. En 1860, el oro era más difícil de alcanzar y, a pesar de un breve resurgimiento en la década de 1890, la ciudad fue abandonada en la década de 1940.

Los desastres naturales también podrían acabar con una ciudad. Eso es lo que le pasó a Fort Jefferson en el condado de Monroe, Florida.

Fort Jefferson en Florida, que una vez fue una base para combatir piratas ahora es una atracción turística. (Foto cortesía de Geotab)

​​Construido a partir de 1846, el fuerte una vez ayudó a defender el estado contra los piratas, se convirtió en una prisión durante la Guerra Civil, una vez se usó como una estación de cuarentena, y luego una estación de reabastecimiento de combustible para la Marina de Estados Unidos. Pero Fort Jefferson fue abandonado en 1906 después de que fue dañado por un huracán.

"Con un acceso limitado a la tecnología y sin los avances actuales de manejo de emergencias, un huracán, un tornado o un terremoto podrían significar la devastación total de toda una comunidad", dijo Hall.

Pero algunas de estas ciudades fantasmas, como Fort Jefferson, han logrado una segunda vida como atracciones turísticas. Los residentes ya se han ido, pero los edificios y la historia única de cada ciudad permanecen.