Las audiencias en el Comité Judicial han llevado a la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, a ordenar que se redacten las causales para enjuiciar y destituir al presidente Donald Trump.
Las audiencias en el Comité Judicial han llevado a la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, a ordenar que se redacten las causales para enjuiciar y destituir al presidente Donald Trump.

El president Donald Trump y congresistas republicanos reaccionaron al anuncio de la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, de que se procederá a redactar las causales para la posible destitución de Trump.

Trump pidió a Pelosi en un tuit que lo haga lo más pronto posible para “tener un juicio justo en el Senado”. En el Congreso mientras tanto, congresistas afirmaron que esto no es lo que los fundadores del país tenían en mente a la hora de crear el proceso para enjuiciar y destituir a un presidente en funciones.

“Los demócratas 'buenos para nada' tuvieron un históricamente mal día ayer en la Cámara. No tienen un caso legal para la destitución y están dañando nuestro país. Pero nada parece importarles, se han vuelto locos”, dijo Trump en un tuit, su forma favorita de comunicarse con el electorado.

“Así que yo les digo, si van a enjuiciarme, háganlo rápido, para tener un juicio justo en el Senado y para que nuestro país pueda regresar a atender asuntos importantes”, tuiteó poco después.

Los republicanos han venido atacando la legitimidad, e incluso la legalidad, de la investigación en su contra por supuestamente haber abusado del poder de la presidencia para obtener ventajas políticas personales. Creen que tienen suficientes votos en el Senado para derrotar cualquier intento por destituir a Trump.

Al anunciar la decisión de proceder a redactar las causales o bases para el juicio político que votará en el Senado sobre la posible destitución de Trump, la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, dijo que esta no es una situación agradable.

“Sus malos actos golpean el mero corazón de nuestra Constitución”, dijo Pelosi al anunciar que se procederá a un juicio politico. “Nuestra democracia es lo que está en riesgo aquí. El presidente no nos ha dejado otra alternativa más que actuar pues está tratando de corromper, una vez más, la elección para su propio beneficio”.

La líder legislativa respondió tajantemente cuando un reportero le preguntó, cuando ella ya iba saliendo, que si odiaba a Trump. Pelosi hizo un abrupto giro y rechazó la pregunta.

 “Como católica, resiento que uses la palabra odio en una oración en que se me mencione. Yo no odio a nadie”, respondió molesta Pelosi. “Yo fui criada en cierta forma que me mueve a tener un corazón lleno de amor y siempre rezar por el presidente. Y yo aún rezo por el presidente. Lo hago todo el tiempo. Así que no te metas conmigo con palabras como esa”.

"Yo aún rezo por el presidente. Lo hago todo el tiempo", dijo Nancy Pelosi cuando un periodista le preguntó si odiaba al presidente Donald Trump.

El líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, reaccionó diciendo que el proceso es una desviación de lo que los fundadores de este país tenían en mente al redactar la Constitución.

“Este es el día que Alexander Hamilton temía y advirtió que vendría”, dijo McCarthy. “Este es el día en que la nación es más débil, porque ellos no pueden poner su animadversión frente a todas las cosas que desea el pueblo estadounidense”, dijo el legislador.

“Ni siquiera tienen un presupuesto (aprobado), ni siquiera tenemos un tratado de libre comercio (con México) que fue firmado hace más de un año para hacer más fuerte a este país, no estamos reduciendo los precios de los medicamentos. ¿Por qué? Porque el cronograma que se trazaron desde que fueron juramentados hasta la selección de quién dirigiría el juicio político se ha hecho realidad. No es un día del que la historia se enorgullecerá. No es un día que yo espero se repita”, dijo McCarthy.

Steve Scalise, líder republicano en la Cámara, dijo que Pelosi había actuado unilateralmente al ordenar que se redacten las causales para someter a Trump a un juicio político.

“Incluso después de la desastrosa audiencia de ayer martes. Demostró lo que ya sabíamos. Los demócratas no tienen un caso. Esta apresurándose porque ella sabe que han perdido el apoyo de la población”, afirmó Scalise.

Por su parte, el líder republicano en el Senado tiene días de estar preparando una estrategia alterna para cuando el juicio político llegue al Senado, según el cual se usaría la mayoría republicana para excluir a los demócratas de la elaboración de las reglas del proceso en ese cuerpo legislativo.

El plan del senador McConnell se implementaría si no logra llegar a un acuerdo bipartidista con el líder de la minoría demócrata, Chuck Shummer, según dijo el líder congresional a la revista Vanity Fair.

“Lo primero que tendríamos que ver el senador Shummer y yo es si hay posibilidad de alcanzar un acuerdo sobre los procedimientos”, dijo McConnell. “Al fracasar eso, yo posiblemente regresaré a mis diputados y diré: 'ok, ¿podemos nosotros 51 (senadores republicanos) ponernos de acuerdo sobre cómo manejaremos esto?'”

Una reacción republicana de este tipo contrastaría con lo que ocurrió durante el juicio político al presidente William Clinton, para el cual demócratas y republicanos votaron 100-0 a favor de las reglas del proceso de mutuo acuerdo.

La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, habló desde el Capitolio el jueves, 5 de diciembre de 2019.
Pelosi pide a demócratas de la Cámara proceder con juicio político a Trump
Pelosi pide a demócratas de la Cámara proceder con juicio político a Trump