El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla en la Sala Diplomática de la Casa Blanca, en Washington, el sábado 27 de octubre de 2019, anunciando la muerte del líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi en una operación de fuerzas especiales de EE.UU. en Siria.
El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla en la Sala Diplomática de la Casa Blanca, en Washington, el sábado 27 de octubre de 2019, anunciando la muerte del líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi en una operación de fuerzas especiales de EE.UU. en Siria.

WASHINGTON - Una operación de las fuerzas especiales militares de EE.UU. En el noroeste de Siria atacó con éxito y "eliminó violentamente" al líder del Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi, anunció el presidente Donald Trump en un discurso televisado el domingo por la mañana a nivel nacional.

"Anoche, Estados Unidos llevó al líder terrorista número uno del mundo ante la justicia", dijo Trump, hablando desde la Sala Diplomática de la Casa Blanca, explicando que el líder del Estado Islámico detonó un chaleco suicida en un túnel y también mató a tres niños.

"Cuando se inmoló, el túnel se derrumbó", dijo Trump.

"No se perdió personal [estadounidense] en la operación", pero una gran cantidad de combatientes de al-Baghdadi fueron asesinados y otros fueron capturados, según Trump. Agregó que el líder del Estado Islámico, que estaba escondido en un túnel intentó huir, "estaba gritando, llorando y gimiendo" en sus últimos momentos.

“Murió como un perro. Murió como un cobarde ", agregó Trump.

Los restos de Baghdadi fueron identificados positivamente en 15 minutos, según Trump.

"Tienen su ADN y lo trajeron a los técnicos de laboratorio que estaban con ellos" para realizar "una prueba in situ" después de llegar al cuerpo de Baghdadi después de limpiar algunos escombros en el túnel "sin salida", explicó Trump cuando reporteros le preguntaron acerca de la identificación de los restos.

"Ya los tenemos en la mira", respondió Trump cuando se le preguntó sobre los sucesores del líder del EI.

"Quería asegurarme de que esto se mantuviera en secreto", dijo Trump cuando se le preguntó si había notificado a la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sobre la redada.

Ocho helicópteros estadounidenses fueron recibidos con disparos cuando se acercaban al sitio de la redada, según Trump, quien dijo que "los disparos enemigos fueron eliminados de inmediato".

También había "muchos otros barcos y aviones" que apoyaban a un gran grupo de combatientes estadounidenses que "se abrieron camino muy rápido" y luego "se desató el infierno", dijo Trump.

Rusia "no conocía la misión", explicó Trump, pero permitió que los helicópteros sobrevolaran áreas de Siria que controlaba.

Trump también agradeció a Irak, Siria y Turquía por cooperación no especificada y expresó su agradecimiento a los kurdos sirios por proporcionar información útil.

Once horas antes, Trump había tuiteado: "¡Algo grande acaba de suceder!".

En las siguientes horas, hubo informes no confirmados de agencias de noticias y funcionarios en el Medio Oriente de que el fundador y líder del EI había muerto. Los informes fueron recibidos con cierto grado de escepticismo ya que la desaparición de Baghdadi había sido reportada erróneamente varias veces.

Reacciones: Pompeo, Pence, Pelosi

El secretario de Estado, Mike Pompeo, expresó en una nota de prensa que “este es un gran día para Estados Unidos, la Coalición Global para derrotar al Estado Islámico y para todas las personas en todo el mundo que han sufrido demasiado la crueldad del terrorismo”.

“Aunque aún hay por hacer para asegurar la derrota del ISIS, la muerte de Baghdadi sigue a una serie de golpes contra otros líderes del ISIS que han sido eliminados del campo de batalla y ya no pueden cometer atrocidades o propagar su vil ideología de odio y reclutar a mentes vulnerables”, añadió Pompeo.

El vicepresidente Mike Pence dijo a la cadena CBS que la operación “es un tributo al coraje de nuestras fuerzas armadas y las fuerzas especiales que ejecutaron el ataque al complejo el sábado por la noche, pero también es un tributo a la firmeza del presidente Donald Trump.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo en un comunicado que “los estadounidenses saludan el heroísmo, la dedicación y la destreza de nuestros militares y nuestros profesionales de inteligencia, y reconocen la labor de nuestros socios en la región”.

“Estamos aliviados de saber que ningún soldado estadounidense murió en esta audaz operación”, dijo Pelosi.

Desde 2016, Estados Unidos había ofrecido una recompensa de hasta 25 millones de dólares por información para ayudar a llevar a Baghdadi ante la justicia. Solo otra persona, el líder de al-Qaida, Ayman al-Zawahiri, tiene una recompensa tan alta.

Lo que sigue: el petróleo

El anuncio de Trump se convirtió en una sesión extendida de preguntas y respuestas con un grupo de reporteros en la sala, que le preguntaron sobre su repentina retirada reciente de las fuerzas estadounidenses de Siria.

"No quiero proteger a Turquía y Siria por el resto de nuestras vidas", respondió Trump. "Ahora aseguraré el petróleo".

Trump dijo que Estados Unidos no está reconsiderando su retirada de Siria.

Jeff Seldin y Carla Babb contribuyeron a este informe.