The shadow of U.S. President Donald Trump is seen as he talks with reporters during his departure from the Oval Office of the…
La sombra del presidente Donald Trump se refleja en el asfalto mientras conversa con un grupo de periodistas en los jardines de la Casa Blanca, en Washington D.C., el 27 de septiembre de 2017.

MIAMI, EE.UU. - Después de que manifestantes que apoyaron al presidente Donald Trump en su última arenga política para revertir el resultado de las elecciones, y varios de estos entraran por la fuerza en el Capitolio en la tarde del miércoles, varios funcionarios cercanos al mandatario saliente han presentado su renuncia.

La policía del Capitolio enfrentó a los atacantes, lo que dejó como saldo cuatro muertos, entre ellos una seguidora de Trump, así como 52 heridos y 14 policías lesionados, según informes policiales.

El estallido de los disturbios interrumpió la sesión bicameral de certificación de votos del Colegio Electoral que se llevaba a cabo en el Congreso para refrendar a Joe Biden como presidente electo del país, cargo que ocupará el próximo 20 de enero.

Stephanie Grisham, portavoz de la Primera Dama, Melania Trump. Grisham, que fue la primera en distanciarse de la Administración Trump, dijo en un tuit que había sido “un honor servir al país” en la Casa Blanca y manifestó sentirse orgullosa de haber sido parte del equipo de Melania, de quien dijo tiene la misión de “ayudar a los niños en todas partes”.

Sarah Matthews, secretaria de prensa adjunta de la Casa Blanca. Matthews afirmó que estaba agradecida por haber podido servir a Trump, pero subrayó que también estaba preocupada por la "violencia mortal" en el Capitolio. “Como alguien que trabajó en los pasillos del Congreso, lo que vi hoy me perturbó profundamente. Dejaré mi cargo, con efecto inmediato. Nuestra nación necesita una transferencia pacífica del poder", dijo la ya exfuncionaria en un comunicado.

 Como alguien que trabajó en los pasillos del Congreso, lo que vi hoy me perturbó profundamente"
Sarah Matthews, secretaria de prensa adjunta de la Casa Blanca

Rickie Niceta, secretaria social de la Casa Blanca, renunció también el miércoles, según informó un funcionario de la Casa Blanca. Niceta estaba a cargo de de la planificación, coordinación y ejecución de los eventos sociales.

Matt Pottinger, consejero adjunto de Seguridad Nacional y figura clave de la política de Trump en China. Anunció su renuncia el miércoles. Un alto funcionario de la administración detalló que Pottinger dimitió en respuesta a la reacción de Trump a la multitud de manifestantes en el Capitolio.

Mick Mulvaney, enviado especial a Irlanda del Norte. El diplomático y jefe de Gabinete de la Casa Blanca hasta el pasado mes de marzo, aseguró a la cadena CNBC que ya le había comunicado su dimisión al secretario de Estado, Mike Pompeo. "No puedo hacerlo. No puedo quedarme (...). Aquellos que eligen quedarse, y he hablado con algunos de ellos, eligen quedarse porque les preocupa que el presidente ponga a alguien peor".

 No puedo hacerlo. No puedo quedarme"
Mick Mulvaney, enviado especial a Irlanda del Norte

Elaine Chao, secretaria de Transporte. Renunció el jueves, en un mensaje en Twitter dijo que “ha sido el honor de toda una vida servir al Departamento de Transporte de EE.UU.”. En un comunicado explicó: “Ayer nuestro país experimentó un evento traumático y totalmente evitable cuando partidarios del presidente irrumpieron en el edificio del Capitolio luego de una manifestación a la éste que se dirigió”.

John Costello, subsecretario adjunto de Inteligencia y Seguridad del Departamento de Comercio, anunció que la violencia también lo llevó a dimitir. "Los eventos de ayer fueron un ataque sin precedentes al núcleo mismo de nuestra democracia, incitado por un presidente en funciones", dijo Costello en Twitter. “El presidente ha ignorado y menospreciado durante mucho tiempo el estado de derecho y la constitución”.

Betsy DeVos, secretaria de Educación. Anunció su renuncia el jueves por la noche, aludiendo también a la violencia en el Capitolio, y culpó a Trump de inflamar las tensiones. “No cabe ninguna duda del impacto que tuvo su retórica en la situación, y es el punto de inflexión para mí”, dijo DeVos en su carta de renuncia.