U.S. Secretary of State Mike Pompeo visits Denmark
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ofrece una rueda de prensa junto con su homólogo danés, Jeppe Kofod, en Copenhague.

WASHINGTON, D.C. - El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, alertó este miércoles del creciente interés en el Ártico por parte de Rusia y China, a quienes acusó de protagonizar una competición "cada vez más agresiva", y lamentó que aquellos países que desean "paz y libertad y democracia" han sido unos "ingenuos".

"Sí, creo que todos nosotros hemos sido ingenuos. Y cuando digo todos nosotros me refiero a aquellos que deseamos paz y libertad y democracia, que creemos en el Estado de derecho, que  entendemos que las leyes internacionales, de hecho, significan algo", declaró Pompeo a un grupo de periodistas durante su visita oficial a Copenhague, donde se encuentra en estos momentos tras pasar previamente por Londres. 

El secretario estadounidense consideró que "los intereses" de Moscú y Beijing en el Ártico han provocado una competición que es "cada vez más agresiva".

"Tenemos la responsabilidad ante nuestra gente de garantizar que respondemos de una manera apropiada, de asegurarnos de que hacemos todo lo posible por que el medioambiente allí sea respetado, de que no se convierta en otro campo de batalla", agregó Pompeo.

El funcionario, no obstante, afirmó que, en caso de que Rusia y China "opten por competir allí", países como Estados Unidos y Dinamarca no se pueden limitar a "poner la otra mejilla".

"Mejor que nos aseguremos de responder de una manera que aumente la prosperidad y la seguridad de Estados Unidos y del pueblo de Dinamarca", zanjó.

El asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow, había dicho a un medio estadounidense previamente que Trump “quiere explorar la idea” de comprar el territorio de Dinamarca.
Trump se burla de su idea de comprar Groenlandia
Trump se burla de su idea de comprar Groenlandia

El secretario de Estado fue preguntado, además, por el interés expresado el año pasado por el presidente Donald Trump sobre la posible compra de Groenlandia, un territorio autónomo desde 2009, pero que pertenece a Dinamarca.

Hasta en tres ocasiones Pompeo fue preguntado por esta idea y, aunque reconoció que el tema había salido a colación durante su encuentro con las autoridades danesas, hasta en tres ocasiones evitó pronunciarse sobre si la Casa Blanca había descartado definitivamente el proyecto después de que la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, dijera el año pasado de manera taxativa que la isla no está en venta.

"Nuestro objetivo está muy claro. Hemos ido de frente al respecto. Queremos asegurarnos de que las Islas Feroe y Groenlandia sean prósperas y seguras. Queremos que a Dinamarca le vaya bien", se limitó a decir Pompeo.